Archivos de la categoría PUBLICACIONES

Diccionario biobibliográfico de los escritores, editoriales y revistas del exilio republicano de 1939

diccionario-biobibliografico-de-los-escritores-editoriales-y-revistas-del-exilio-republicano-de-1939Diccionario del GEXEL, fruto de años de un intenso trabajo colectivo bajo la coordinación de Manuel Aznar Soler y José Ramón López García.

Ficha técnica

ISBN 9788416981113
Fecha de publicación 01/2017
Editorial Editorial Renacimiento
Colección Biblioteca del Exilio, Col. Anejos
Nº en la colección 30
Edición 1ª Edición
Altura 240 mm
Anchura 170 mm
Encuadernación Rústica
Número de páginas 2318
Idioma spa

FUENTE:

http://www.editorialrenacimiento.com/biblioteca-del-exilio-serie-mayor/1749-diccionario-biobibliografico-de-los-escritores-editoriales-y-revistas-del-exilio-republicano-de-1939.html

> Entrada diccionario <

Teresa Santa María, “BERGAMÍN GUTIÉRREZ, José (1895 – 1983)”

Diccionario bio-bibliográfico de los escritores del exilio republicano de 1939

GEXEL

Dirección: Manuel Aznar Soler

Coordinación: José Ramón López García

Fuente: Ministerio de Educación Instituto de Tecnologías Educativas.

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

José Bergamín: entre literatura y política

PRESENTACIONES

– Viernes 28 de octubre 2016, 19h, Universidad Católica del Uruguay:
 PNG
– Lunes 24 de octubre 2016, 16h, Biblioteca Nacional (Sala “Julio Castro”). Av. 18 de Julio 1790,  Montevideo, Uruguay.
PDF
Jueves, 14 de abril de 2016, 17h00. Sala de Juntas de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universitat Autònoma de Barcelona. Organiza: Grupo de Estudios del Exilio Literario (GEXEL-CEFID)
HOMENAJE A LA MEMORIA DE JOSÉ BERGAMÍN
17h: presentación del libro José Bergamín entre literatura y política 
(Nanterre, Presses Universitaires de Paris Ouest, 2016) por sus editores (Max Hidalgo Nácher, Iván López Cabello y María Teresa Santa María Fernández)
17’30: José Antonio González Casanova (Universitat de Barcelona),
“Bergamín a vista de pájaro”.
18’00h: debate
Pausa
HOMENAJE A LA MEMORIA DE JOSÉ RICARDO MORALES
19h: Mesa redonda
Manuel Aznar Soler (GEXEL-CEFID-Universitat Autònoma de Barcelona), José Ricardo Morales en tres actos.
Ricardo Bellveser (escritor y vicepresidente del Consell Valencià de Cultura), José Ricardo Morales. Noruega 65-29.
Rosana Torres (periodista teatral de El País), José Ricardo Morales visto de cerca.
Yasmina Yousfi López (GEXEL-CEFID-Universitat Autònoma de Barcelona), Santiago de Chile, verano de 2016: mis últimas conversaciones con José Ricardo Morales.
20h: lectura dramatizada de “El segundo piso”, de José Ricardo Morales, dirigida por Esther Lázaro
Miércoles, 6 de abril de 2016, 19h00
Salón de Grados de la Facultad de Filosofía y Letras de Cádiz
Organiza: Grupo de Estudios de Historia Actual (GEHA)
Actividad integrada en: Semana de las Letras. Facultad de Filosofía y Letras
Intervienen:
Iván López Cabello (Université de Bretagne Occidentale), editor del libro José Bergamín: entre literatura y política, Presses Universitaires de Paris Ouest.
José Antonio González Casanova (Universidad de Barcelona), autor del libro Bergamín a vista de pájaro, Turner.

RESEÑAS

  •  Paco March, “Silencios sobre Bergamín”, Elburladero.tv, 26/03/2016, PDF.

Fuente: https://www.burladero.tv/frontend/burladero/Silencios-Sobre-Bergamin-vn56577-vst58

PUBLICACIÓN

27000100099430L  image-1

 

Max Hidalgo Nácher, Iván López Cabello, María Teresa Santa María Fernández (Éditeurs)

Sinopsis

Este libro es el resultado del Coloquio Internacional «Bergamín: entre literatura y política», organizado por las universidades Paris Ouest Nanterre La Defense y Autònoma de Barcelona. Participan destacados especialistas del escritor español José Bergamín, como Nigel Dennis, a quien rinde homenaje esta publicación. Dieciséis contribuciones conforman este volumen que propone, treinta años después de posarse sobre el poeta la mano de nieve, una reflexión sobre las dos grandes pasiones de su vida: la literatura y la política. A modo de anexo se incluyen las respuestas a la convocatoria «Un silencio por Bergamín», en la que han participado cerca de cuarenta escritores, artistas e investigadores. Un texto de José Bergamín cierra esta obra colectiva.

Description

Cet ouvrage collectif est le résultat du Colloque International « Bergamín: entre literatura y política », organisé par les universités Paris Ouest Nanterre La Défense et Autònoma de Barcelona, avec la participation des meilleurs spécialistes de l’écrivain espagnol José Bergamín, parmi lesquels Nigel Dennis, à qui cette publication rend hommage. L’ensemble des seize contributions recueillies propose, trente ans après la mort de cet important intellectuel du XXème siècle, une réflexion sur les deux grandes passions de sa vie : la littérature et la politique. En annexe, l’hommage «Un silencio por Bergamín» rassemble les contirbutions d’une quarantaine d’écrivains, artistes et chercheurs. Un texte de José Bergamín conclut l’ouvrage.

Indice / Sommaire

  • “In Memoriam. Nigel Dennis”  Fernando BERGAMIN ARNICHES, Max HIDALGO NACHER, Iván LOPEZ CABELLO, María Teresa SANTA MARIA FERNANDEZ.

ACTAS DEL COLOQUIO INTERNACIONAL «BERGAMIN: ENTRE LITERATURA Y POLITICA»

  • “Intertextualidad y palimpoesía en la obra poética de José Bergamín” Nigel DENNIS
  • “Palabra y vida. José Bergamín: un espíritu valiente” Gonzalo PENALVA CANDELA
  • “La política como literatura en José Bergamín” José Antonio GONZALEZ CASANOVA
  • “Bergamín en el ruedo” Paco MARCH
  • “La exaltación de la poesía en la farsa de Los filólogos. Puesta en escena para un homenaje” Paola AMBROSI
  • “La trilogía dramática sobre la guerra civil” María Teresa SANTA MARIA FERNANDEZ
  • “La sangre de Antígona: una propuesta escénica o la encarnación de un fantasma” María CRUZ HERNANDEZ MOLLA
  • “«Soliloquear» en el exilio: tres cartas de José Bergamín a Gabriela Mistral (México, 1941-1943)” Francisca MONTIEL RAYO
  • “Al volver (1962): el regreso de José Bergamín” Yasmina YOUSFI LOPEZ
  • “La Medea cubana de José Bergamín” José Ramón LOPEZ GARCIA
  • “El estreno de Medea, la encantadora, de José Bergamín en la España franquista de 1963” Manuel AZNAR SOLER
  • “España A.D. 1963: Bergamín, Fraga y el Congreso por la Libertad de la Cultura” Olga GLONDYS
  • “Madrid, 1963 (apostilla a la ponencia de Roselyne Chenu)” Josep Maria CASTELLET
  • “El segundo exilio de José Bergamín” Roselyne CHENU
  • “«Mi mundo no es de este reino»: la voz republicana y disidente de José Bergamín en la España de la Transición” Iván LOPEZ CABELLO
  • “El testimonio en la poesía última de José Bergamín” Max HIDALGO NACHER

UN SILENCIO POR BERGAMIN. HOMENAJE A UN FANTASMA EN EL XXX ANIVERSARIO DE SU MUERTE (1983-2013)

  • Collectif d’auteurs Giorgio Agamben, Fernando Aínsa, Aitana Alberti et al.

“Realidad. Realismo. Poesía” José BERGAMIN

Presses universitaires de Paris Ouest
Pour commander
Vous êtes un particulier
Vente directe : commandes@pressesparisouest.fr – tél. : 01 40 97 98 26
Vente en ligne : Comptoir des Presses d’universités >> www.lcdpu.fr/editeurs/pupo
En librairie en précisant les références de l’ouvrage
Vous êtes libraire ou professionnel
Réassort ou commande, contacter notre diffuseur/distributeur, CID-FMSH-Diffusion.
http://presses.u-paris10.fr/
Bibliothèque national de France
http://nouveautes-editeurs.bnf.fr/annonces.html?id_declaration=10000000251119&titre_livre=Jos%C3%A9_Bergam%C3%ADn_entre_literatura_y_pol%C3%ADtica


 

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

El arte de birlibirloque

Editorial: Renacimiento. Fecha de publicación: 23/03/2016. Páginas: 184 Formato: Cartoné. Precio: 60,00 €. ISBN: 9788416685226

Editorial: Renacimiento.

Fecha de publicación: 23/03/2016.

Páginas: 184.

Formato: Cartoné.

Precio: 60,00 €.

ISBN: 9788416685226.

9788416685219

Editorial: Renacimiento.

Fecha de publicación: 21/03/2016.

Páginas: 184.

Formato: Rústica.

Precio: 16,00 €. ISBN: 9788416685219.

Barroco y vanguardista, unamunesco y ramoniano, personalísimo siempre, José Bergamín (1895-1983) es uno de los principales y más escondidos protagonistas de ese renacimiento literario español que ha venido a llamarse «la Edad de Plata» y que discurre entre los finales del siglo XIX y la República española. El arte de Birlibirloque (1930), libro inclasificable que pertenece tanto a la aforística como al ensayismo, es una apasionada y muy sutil defensa del arte del toreo, al que Bergamín califica como arte birlibirloquesco, personificado en la figura de Joselito el Gallo. Libro impar y a la vez fruto de un tiempo en el que buena parte de la mejor intelectualidad española estuvo y se sintió cerca de lo taurino. Cosa innegable, de la que da fe la cercanía en el tiempo a estos ensayos de Bergamín de libros como El torero Caracho (1926) de Ramón Gómez de la Serna, Llanto por Ignacio Sánchez Mejías (1935) de Federico García Lorca o Juan Belmonte, matador de toros (1935), de Manuel Chaves Nogales, por citar sólo tres obras egregias pertenecientes a distintos géneros literarios. Nuestra edición reproduce los cuatro dibujos de José Bergamín de la primera edición y doce raras «suertes de toros» (ca. 1840) del pintor y grabador Luis Ferrant, y se enriquece también con un prólogo, no sólo ajustado y lleno de verdad, sino oportuno y actualísimo en nuestro momento histórico, del joven maestro Morante de la Puebla. A.L.
José Bergamín (Madrid, 1895-San Sebastián, 1983). Poeta y prosista de la generación del 27, es una de las personalidades más sugestivas de lo que ha dado en llamarse la Edad de Plata de la literatura española. Publicó sus primeros escritos en la revista Índice que dirigía a principios de 1920 Juan Ramón Jiménez. Con el poeta de Moguer editó sus dos primeros libros de aforismos (El cohete y la estrella y La cabeza a pájaros). Pero la dimensión de su compleja y rica personalidad aparecería en los años de la Segunda República. Director de Cruz y Raya, su obra se enriqueció durante sus años de exilio. En 1958 regresó a España, pero se vio obligado a exiliarse por segunda vez, volviendo definitivamente a Madrid en 1970. Murió en San Sebastián en 1983, cansado de ser español. Profundo conocedor de nuestros clásicos, sus viejas formas temáticas y expresivas adquieren en sus manos una dimensión aleccionadora. Destacó como un poeta que, partiendo de Bécquer, completó un diario lírico, sin parangón en la poesía moderna española.

Fuente: Editorial Renacimiento SA

RESEÑAS

– Paco March, “Silencios sobre Bergamín”, Burladero.tv, 26/03/2016. [PDF]
– Alfredo Valenzuela, “Morante prologa la nueva edición de “El arte de Birlibirloque” de Bergamín”, Eldiario.es, 28/03/2016.

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

« La Editorial Séneca (México, 1940-1948) o la biblioteca interior del exilio republicano español »

Salomé Foehn, « La Editorial Séneca (México, 1940-1948) o la biblioteca interior del exilio republicano español », ILCEA [En ligne], 25 | 2016, mis en ligne le 31 janvier 2016, consulté le 21 juillet 2016. URL : http://ilcea.revues.org/3720

PDF

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

La solitude sonore du toreo

París : Éditions du Solstice, 2015.
Texto de José Bergamín (La música callada del toreo, Madrid: Turner, 1981); traducido del español por Florence Delay (La solitude sonore du toreo, París: Seuil, 1989; reed. Lagrasse: Verdier, 2008); prefacio de Florence Delay; ilustrado con 8 grabados de Miquel Barceló.

 

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

El duende malpensante

CV_06_portada_El duende malpensante_v3

Libro de José Bergamín, editado por Gonzalo Penalva Candela (Granada: Cuadernos del Vigía, 2015).

«El pensamiento bergaminiano corta, separa, arriesga; muestra su solidaridad o su repulsa; rechaza el eclecticismo, reniega del claroscuro de quien no sabe a qué atenerse», afirma Gonzalo Penalva Candela en el prólogo a este libro.
Y Salinas nos dice, «el ingenio de Bergamín es solamente el arma punzante, acerada, con que un espíritu atormentado y angustiado quiere abrirse paso entre las tinieblas de cada día. Ingenio de saeta».
El duende mal pensante recoge aquellos aforismos de José Bergamín que nunca se editaron en libro y que ahora el lector puede tener en su biblioteca. Recorren toda su producción literaria desde 1924 hasta el final de su vida, y constituyen la incontenible y afilada expresión de una de las mentes más brillantes y paradójicas de la literatura española.

FUENTE

http://www.francisrequena.es/jose-bergamin/

Reseñas

– Juan Losa, “Las reflexiones intempestivas de Bergamín”, Diario Público, 28/05/2015. [PDF]

– “Reunidos en un volumen los aforismos que Bergamín nunca publicó en libro”, EFE, 03/05/2015. [PDF]

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“75 años de «Poeta en Nueva York»: El Lorca más vanguardista, crítico y solidario”

Artículo de Andrés González-Barba, ABC, 03/04/2015.

“El próximo 24 de mayo se cumplen 75 años de la primera edición aparecida en Norteamérica de este clásico que tres semanas después editó José Bergamín en México”

Fuente: http://sevilla.abc.es/cultura/libros/20150403/sevi-anos-poeta-nueva-york-201504021857.html

PDF

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

«Del humorismo y la ironía como armas de combate en los artículos periodísticos de José Bergamín en la Transición»

11196316_948327475207456_5933913408458705909_n

Autor: Iván López Cabello.

Capítulo del libro El humor y la ironía como armas de combate. Literatura y medios de comunicación en España 1960-2014. Edición de Béatrice Bottin y Bénédicte de Buron-Brun, Sevilla: Renacimiento (Iluminaciones, nº 99), p. 435-446, ISBN: 978-84-16246-30-4.

Este libro pretende contribuir con su aportación científica a la memoria histórica de la España del siglo XX, recordando el papel del humor y la ironía como armas de combate en una larga época de oscurantismo donde la sociedad amordazada no tenía más derecho que acatar las leyes «orgánicas» del denominado «búnker». Pero como lo demuestran numerosos artículos incluidos en este volumen, la llegada de la democracia, al parecer, no ha cortado de raíz el humor y la ironía tanto enla letra como en el dibujo o en la oratoria, solo se ha desplazado desde los ucases de la Dictadura hasta los diktats político-financieros y socio-culturales. 

FUENTE

https://www.facebook.com/EditorialRenacimiento/photos/a.933769806663223.1073741874.102115583161987/948327475207456/?type=3&theater

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“José Bergamín y su dramaturgia en Francia”

00En este artículo publicado en la revista Creneida. Anuario de Literaturas Hispánicas, nº 3 (2015), Mª Teresa Santa María Fernández nos habla sobre cuatro piezas dramáticas vinculadas con el destierro de– José Bergamín en París: Los tejados de Madrid -versión de La Gatomaquia lopesca–, La sangre de Antígona y Donde una voz se apaga– a partir de los mitos clásicos de Antígona y Eco – ; o girar alrededor de un poema de Baudelaire, La cama, tumba del sueño o El dormitorio.

FUENTE: http://www.creneida.com/revista/creneida-3-2015/josé-bergamín-y-su-dramaturgia-en-francia-mª-teresa-santa-maría-fernández/

PDF

 

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

La vie comme au théâtre

product_9782070147625_195x320

Livre de FLORENCE DELAY
Collection Blanche, Gallimard
Parution : 12-02-2015

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

Pisando ceniza

Unknown

Libro de Manuel Arroyo-Stephens, Madrid: Turner, 2015, 345 p.

Reseña del editor

Las cosas solo suceden a quien sabe contarlas, dice el narrador de este libro. Un narrador que recuerda sus inicios como librero y editor, o sus viajes con un viejo poeta, siguiendo a un torero gitano que se llamaba Rafael. O que vuelve al pueblo de su infancia para oír las historias de los viejos en una taberna imaginaria, y compartir una velada más con su madre tras visitar la tumba de su hermano. Ese narrador que pisa el bosque quemado alrededor de la casa de su niñez es Manuel Arroyo-Stephens, fundador de esta editorial que hoy recoge sus relatos sin saber si son novela o autobiografía, o quizá una historia reciente de España hecha de amigos, libros, charlas y viajes.

Biografía del autor

Manuel Arroyo-Stephens, Abogado y economista por formación, librero y editor por empeño, fundó en la década de 1970 la librería Turner en Madrid, luego Turner English Bookshop, que le valió unos escarceos con la policía por vender libro prohibidos durante el franquismo. En el mismo sector de los libros censurados se inició como editor poco después, y con su sello se pudieron leer títulos fundamentales como ‘La forja de un rebelde’ de Arturo Barea o la obra de José Bergamín. Como escritor, publicó sin firma su primera obra: ‘Contra los franceses (libelo)’, que se suma a algunos relatos y colecciones de ensayos editados en México. Retirado de los negocios editoriales, vive entre Berlín y la sierra de Guadarrama.

1426875184_530125_1426877644_sumario_normal

José Bergamín, a la izquierda, junto a Manuel Arroyo tras un burladero en Ronda. / RAFAEL ATIENZA

FUENTE

http://shop.turnerlibros.com/Ent/Products/ProductDetail.aspx?ID=565

RESEÑAS

– César Romero, “Memorias de ceniza”, Granada Hoy, 12/04/2015, <http://www.granadahoy.com/article/ocio/2004657/memorias/ceniza.html#> [PDF].

– Félix de Azúa, “Cenizas mortales”, El País, 20/03/2015, <http://cultura.elpais.com/cultura/2015/03/20/actualidad/1426870708_686116.html> [PDF].

– Andrea Aguilar, “Todo lo que he vivido es una ficción”, El País, 20/03/2015. <http://cultura.elpais.com/cultura/2015/03/20/actualidad/1426875184_530125.html> [PDF].

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

«La fe republicana de José Bergamín frente al espíritu de la Transición»

9788416170104

Autor: Iván López Cabello.

Capítulo del libro: Marie-Claude Chaput, Julio Pérez Serrano ed., La Transición española. Nuevos enfoques para un viejo debate, Madrid : Biblioteca Nueva, 2015, p. 211-224.

Fuente: http://www.marcialpons.es/libros/la-transicion-espanola/9788416170104/

RESEÑAS

– Francisco Jiménez Aguilar, Historia Actual Online, 37 (2), 2015: 213-225, ISSN: 1696-2060 [pdf].

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

El exilio teatral republicano de 1939 en México

21-El_exilio_teatral_mexico

Libro de Juan Pablo Heras y José Paulino Ayuso (eds.), Sevilla, Renacimiento (Biblioteca del Exilio, Anejos, 21), 2015, 512 p.

Capítulos sobre José Bergamín

Idoia Murga Castro, “Escenografía para danza en el exilio mexicano”, p. 157-190.

Mª Teresa Santa María Fernández, “José Bergamín, peregrino español en México”, p. 246-258.

Idoia Murga Castro, “La recepción del ballet Don Lindo de Almería, inicio de las colaboraciones en la danza del exilio”, p. 259-263.

FUENTE: http://www.editorialrenacimiento.com/articulos.asp?ID=2070

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

El exilio republicano de 1939. Viajes y retornos

exiliorepublicanoviajesretornos

Libro de Manuel Aznar Soler, José Ramón López García, Francisca Montiel Rayo y Juan Rodríguez (ed.), Sevilla: Renacimiento  (Biblioteca del Exilio, Anejos, 22), 2015.

Capítulos sobre José Bergamín

Max Hidalgo Nácher, “De una España peregrina a una España fantasmal: las imposibles vueltas de José Bergamín”,  p. 626-637.

Iván López Cabello, “Alberti y Bergamín: dos voces antagónicas del exilio republicano de 1939 ante la España de la Transición”, p. 638-647.

María Teresa Santa María Fernández, “El exilio como peregrinaje en José Bergamín”, p. 648-660.

Fuente: http://www.editorialrenacimiento.com/articulos.asp?ID=2073

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

«Douze lettres inédites de Rafael Alberti, José Bergamín, Alejandro Casona, Jean Cassou, Jacinto Grau et Margarita Xirgu à María Casares»

 Artículo de Manuel Aznar Soler en:

AA. VV., L’Art en exil. Les artistes espagnols en France, edición de Geneviève Dreyfus-Armand y Dolores Fernández Martínez, París: Riveneuve Èditions, 2014, p. 229-262.

Fuente: Riveneuve Èditions

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“Estrategias femeninas de inteligibilidad: Victoria Ocampo y la polémica con José Bergamin en la revista “Sur” (1937)”

Virginia Bonatto y Raquel Macciuci. Capítulo del libro Escritoras latinoamericanas del siglo XX, coordinado por Margarita Pierini, 2014, p. 173-196,  ISBN 978-84-92724-36-9.

FUENTE: http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4760946.

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“El coloquio de Bergamín con Cervantes”

eHumanista/Cervantes 3 (2014)
Cervantes, política nacional y estética nacionalista, 1920-1975
Francisco Layna Ranz & Antonio Cortijo Ocaña eds.

María Teresa Santa María Fernández
(Grupo de Estudios del Exilio Literario Español –GEXEL- Universitat Autònoma de Barcelona) (Universidad Internacional de La Rioja)

“El coloquio de Bergamín con Cervantes”, p. 359-375

Fuente:

http://www.ehumanista.ucsb.edu/Cervantes/volume%203/pdf/ehumcerv3.santamaria.pdf

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“José Bergamín y la crítica de la Transición española”

Joan Martínez Alier, Sin Permiso, 27/07/2014

Se critica ahora por fin abiertamente en España la Transición de 1975-78 gracias al auge del nuevo partido político “Podemos”. Es un deber recordar las voces disidentes y republicanas que lograron o al menos intentaron hacerse oír en esos años frente al consenso alcanzado por el PSOE, el Partido Comunista de Santiago Carrillo, falangistas como Adolfo Suárez, católicos de la ACNP (Asociación Católica Nacional de Propagandistas) que había colaborado estrechamente con el franquismo como Osorio, Lavilla, Oreja, los partidos nacionalistas moderados de Cataluña y el País Vasco, y el propio monarca Juan Carlos de Borbón nombrado por Franco. La Transición tuvo su lado bueno, como fue la posibilidad de votar un parlamento por primera vez desde 1936. Tuvo un lado muy malo, la ausencia de lo que se ha llamado después internacionalmente “justicia transicional”. Supuso, además, la domesticación del sindicato de Comisiones Obreras a través del Pacto de la Moncloa de 1977.

Los post-franquistas se auto-amnistiaron en 1977 con la Ley Amnistía con aquiescencia de la izquierda parlamentaria. Hoy en día se arrastran en juzgados argentinos algunas demandas de extradición contra conspicuos torturadores franquistas como el apodado Billy el Niño.

Hubo voces disidentes, especialmente en el País Vasco. En la revista Cuadernos de Ruedo Ibérico, primero todavía en París, después desde Barcelona, persistimos en criticar esa Transición aunque nos sentimos cada vez en mayor aislamiento. Muchos izquierdistas se fueron resignadamente a casa o se metieron en el PSOE. Pero no todos.

La personalidad cultural más destacada en la crítica de la Transición fue José Bergamín (1895-1983). Vivió de regreso a Madrid en esos años duros, publicando una columna en la revista Sábado Gráfico por la que fue perseguido por la justicia.  Miembro de la generación de escritores de 1927,  Bergamín era o había sido famoso. Había sido presidente de la Alianza de Intelectuales Anti-Fascistas, amigo personal de Malraux, fundador de la revista Cruz y Raya. Durante la guerra civil escribió en legendarias revistas como El Mono Azul y Hora de España. Su primer regreso a España, hacia 1960, duró poco porque fue atacado peligrosamente por el ministro franquista Fraga Iribarne (más tarde fundador del actual Partido Popular, un partido post-franquista) por ser primer firmante de una carta pública de apoyo a huelguistas asturianos en 1962 que se publicó en la prensa extranjera.

Su segundo regreso en la época de la Transición significó un exilio interior. Se escribía (en verso y en chiste) con su viejo amigo Rafael Alberti, a quien el Partido Comunista de Santiago Carrillo promocionó a diputado o senador de la monarquía borbónica. Mientras Alberti se quejaba de que la prensa y la televisión no le dejaban vivir tranquilo, a Bergamín no le hacían ningún caso. Su acceso a los medios fue menguando.

La gran tesis doctoral de Iván López Cabello sobre Bergamín  (en la Universidad de Nanterre) explica cómo se vio forzado a buscar tierras amigas, no en su Andalucía natal y no desde luego en Madrid, y tampoco esta vez en París, sino en el País Vasco donde al final pudo escribir en el semanario Punto y Hora. Le ayudaron Sánchez Erauskin, Miguel Castells, independentistas vascos. López Cabello narra los detalles de la “silenciada resistencia” de José Bergamín durante la Transición, analiza esos artículos en Sábado Gráfico en una gran contribución no solo a los estudios culturales y literarios sino a la historia política de la Transición.  

La voz de Bergamín tiene un nuevo significado cuando ahora se cuestiona este periodo. Las nuevas generaciones políticas reniegan de la Constitución de 1978 y piden un proceso constituyente.

Bergamín, famosa figura de la intelectualidad española del siglo XX, sufrió marginación política por sus ideas. Durante un breve tiempo su colaboración periodística con la revista Sábado Gráfico le permitió expresar más o menos libremente su opinión, hasta que los problemas con la censura y la justicia causaron su cese. López Cabello desvela el discurso político ofrecido por Bergamín en dichos artículos, una manifestación de la disidencia en la España de la Transición basada en el rechazo de la monarquía y en la reivindicación de la república como alternativa.

Tras la muerte de Franco y la restauración borbónica de 1975, Bergamín despreció el dinero y los premios que el nuevo régimen le hubiera ofrecido a cambio de una fotografía sonriente con Juan Carlos de Borbón y un beso en la mano de la reina. Se auto-adjudicó el papel histórico de portavoz de la «España peregrina», con sólida fe republicana alimentada por la memoria y la experiencia histórica, confrontada al espíritu de falsa “reconciliación nacional” que guió la Transición. No se ha hecho justicia a las víctimas del franquismo. Ahí está el gran mausoleo de Franco en Cuelgamuros, cerca de Madrid. Bergamín  no dejó de cuestionar la legitimidad del nuevo régimen. 

Escribió un estremecedor verso para explicar porqué se había ido de Madrid: “No quiero morirme aquí ni ahora / para no darle a mis huesos tierra española”. Abominaba de la Transición. Si los jóvenes de “Podemos” necesitan un bisabuelo político republicano, ahí lo tienen.

Joan Martínez Alier es catedrático de teoría económica de la UAB. Amigo y colaborador deSinPermiso es un investigador pionero en el campo de la economía ecológica.

Fuente: www.sinpermiso.info

Reed.: www.jornada.unam.mx/2014/08/16/opinion/013a2pol

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“El Koldo Mitxelena albergará el Fondo José Bergamín, que ha donado Xabier S. Erauskin”

M.G., El Diario Vasco, 22 mayo 2014

Tras la luz verde de la Diputación el pasado 28 de enero, ayer se firmó el convenio por el que el Koldo Mitxelena albergará el Fondo José Bergamín, integrado por manuscritos, artículos originales, fotografías y vídeos. Un fondo no muy extenso, apenas doce carpetas, pero sí interesante desde el punto de vista documental, que ha sido donado por el periodista Xabier S. Erauskin, amigo personal del escritor. Los fondos recogen originales, a mano y a máquina, de los artículos que escribió Bergamín durante los casi dos años que vivió en San Sebastián, los últimos de su vida. Son originales que se publicaron en la revista Punto y Hora de Euskal Herria y en el diario Egin.

La firma del convenio tuvo lugar ayer en la Diputación con la participación del donante, el diputado general, Martin Garitano, la diputada foral de Cultura, Ikerne Badiola y el exdirector de Egin, Joxe Felix Azurmendi.

Fuente: www.diariovasco.com/culturas/201405/22/koldo-mitxelena-albergara-fondo-20140522004455-v.html

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“Los toros y un pregón patriótico”

Víctor J. Vázquez, Diario de Sevilla, 09/05/2014

Los toros y un pregón patriótico

Es probable que la fiesta de los toros haya tenido su mayor exégeta en el escritor José Bergamín. La obra de Bergamín, como la de todos los clásicos, cobra un nuevo sentido cuando es releída, es un material vivo que se expande y se enciende al rebufo de lo contemporáneo. Por ello, es a la luz de estos tiempos modernos cuando adquiere significado pleno uno de los aforismos más enigmáticos de su canónico Arte del Birlibirloque, aquél que dice “los toros son un espectáculo inmoral y por ello educador de la inteligencia”. Lejos de ser un ser un nihilista o un frívolo, el escritor andaluz era un hombre con dos claros referentes axiológicos, el comunismo y el cristianismo, ambos afines a su inteligencia, a su manera de comprender las cosas materiales y espirituales.
¿Por qué entonces ese canto a la inmoralidad como presupuesto educador de la inteligencia? Con el tiempo, parece claro que lo que el poeta nos quería decir es que la moralidad es el poder y que el poder tiene una genética vocación de atontar el discernimiento de aquellos sobre los que se proyecta. Frente a ello, Bergamín supo ver que la plaza de toros es un lugar libérrimo, un espacio dirigido por los protagonistas naturales de la subversión moral: el artista, es decir, el torero, y el pueblo. Desde sus orígenes, la lógica de la corrida de toros se trenza con la propia lógica de la modernidad como un espacio de libertad que genera héroes civiles y en el que el pueblo, educado a través de esa forma superior de conocimiento que es el arte, arrincona a la sedante hueste aristocrática y comulga sin intermediación eclesial alguna.
En el ruedo se ponen en juego todos los elementos que, como señala Gadamer, conforman el origen y la actualidad de lo bello: el juego, el símbolo, la armonía y el rito. Y todo se hace en ese marco pedagógico por excelencia que es aquel de la sensualidad, del erotismo. Aquellos que aluden al atavismo de la fiesta lo hacen obviando esta modernidad originaria. Modernidad política, por diferenciar una esfera civil con su propia legitimidad; y modernidad artística, por crear un canon que cumple con el destino de la vanguardia: enfrentarse al poder, no someterse a la moralidad, liberar, en definitiva. Si Belmonte fue tan vanguardista en sus formas como Kandinsky, la Monumental de Joselito fue una obra leninista, sumamente inmoral y propia de la modernidad.
En cualquier caso, esta inmoralidad a la que aludimos no debe ser confundida con la ausencia de contenido ético. Como han expuesto muy bien en su obra los profesores Francis Wolf o Víctor Gómez Pin, el toreo como arte es portador de una forma de vida ética, profundamente vinculada con la verdad, con el riesgo y con la asunción de la responsabilidad y de la propia muerte. La belleza del toreo tiene como presupuesto su verdad y, tal vez como en ninguna otra disciplina artística, el parámetro intelectual de lo ético es condición de la emoción estética. No obstante, aunque la defensa ética del toreo cuenta con un relato construido, lo cierto es que, desde hace unos años, la corrida de toros está llamada a situarse en un contexto distinto que es el propio de la posmodernidad.
Prohibida en algunos lugares, amenazada en otros, tal vez haya que asumir que este arte tan popular es también representativo de lo minoritario, de lo multicultural y, sobre todo, de aquello que resiste la pátina de la globalización. Si la modernidad originaria del toreo reside en que fue un espacio conquistado al poder por el arte y el pueblo, su posmodernidad la encontramos hoy en su milagrosa subsistencia a lo global, en su vinculación atávica con las creencias y en ser testimonio vivo de que los hombres no pueden vivir sin sus símbolos y que sólo por eso tienen derecho a ellos. Una vez más, la plaza de toros está llamada a ser el lugar que resista a una moralidad que dictamina, en este caso, el paternalismo de lo políticamente correcto, hecho poder a través de las mayorías parlamentarias.
El destino de lo bello es enfrentarse a la moralidad y la historia del torero siempre ha dado cuenta de ello. Pero no estaría demás recordar que prohibir no es la única forma a través de la cual el poder puede poner sus manos sucias sobre Mozart. También lo puede hacer poniendo banderas e intentando sacar rédito de aquello que sólo pertenece a lo íntimo y a lo universal. Por eso, cuando Esperanza Aguirre afirmó en su pregón de Feria en Sevilla que quien no quiere ser español no quiere los toros, ensució el arte de torear con la pobre moralidad del casticismo. Al vincular tauromaquia y españolidad, fue tan española como antitaurina y se olvidó del Perú, de Francia, de Portugal, de México, de Colombia, de Ecuador… Se olvidó también de José Bergamín, ese gran español que se murió sin querer serlo pero que lo hizo mecido en la siempre inmoral música callada del toreo.

Fuente: http://www.diariodesevilla.es/article/opinion/1768777/los/toros/y/pregon/patriotico.html#

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

L’ultima apparizione di José Bergamín

lultima-apparizione-di-jose-be-d417

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ginevra Bompiani, Roma: Nottetempo, 2014, collana: sassi, ISBN: 9788874524921.

Descripción

“I giochi di parola di Bergamín erano veramente intrepidi: non rovesciavano una parola in un’altra, ma Dio nel diavolo: erano la corda sulla quale si teneva appollaiato (piú come un merlo che come un funambolo)”.

Reseñas

Fuente: http://www.edizioninottetempo.it/it/prodotto/lultima-apparizione-di-josa-be

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“Laberintos de José Bergamín (Un laberinto de poesía en los laberintos de la Historia)”

Max Hidalgo Nácher, Laberintos, 2013, nº 15, pp. 17-34, ISSN: 1696-7410.

Resumen: la figura del laberinto es una buena puerta de entrada a la obra de José Bergamín. A través del despliegue y análisis de ese motivo, este artículo pretende ser una introducción al pensamiento poético del escritor, el cual opone enormes resistencias al intento de separar de manera tajante poesía, pensamiento e historia. Las diversas tonalidades afectivas del laberinto bergaminiano permitirán mostrar cómo se ha transformado históricamente esta figura en la escritura del autor y cómo a través de ella –y de la huella que imprimirá en su escritura la experiencia del exilio– se acabará revelando la figura de un sujeto que experimenta una extrema dificultad al tratar de enunciarse en un lengua- je que ya no considera suyo. Por último, y a partir de esta situación límite, el artículo se pregunta por la posibilidad de proveer, en tanto que críticos, un mapa de dicho laberinto, un mapa de dicha obra.

Palabras clave: José Bergamín. Laberinto. Historia. Poesía. Lenguaje.

Abstract: the figure of the labyrinth is a good opening door to enter José Bergamín’s oeuvre. It is through the analysis of such motive that this article intends to be an introduction to the poetic thoughts of the writer, who is very reluctant to separate poetry, thought and history. The diverse affective hues of Ber- gamín’s labyrinth will allow to show how it has been trans- formed thorough time and how through the labyrinth –and the trace the exile leaves in his writing– will end up revealing the figure of a subject experimenting extreme difficulty when try- ing to announce in a language that he does no longer consider his own. Finally, analyzing this limit situation, the article will address the possibility to provide, as critics, a map of the laby- rinth, a map of his oeuvre.

Keywords: José Bergamín. Labyrinth. History. Poetry. Language. 

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“Intertextualidad y palimpoesía en la obra poética de José Bergamín”

Nigel Dennis, Laberintos, 2013, nº 15, pp. 8-16, ISSN: 1696-7410.

Resumen: dentro de la creación literaria, los autores luchan con la complejidad de plasmar con palabras lo que quie- ren decir exactamente. También es problemático el intento por compensar la tradición heredada con la búsqueda de la originalidad o del camino propio. Todas esas dificultades aparecenreflejadasenLorca,GómezdelaSerna,asícomo en escritores de la «segunda generación» del exilio de 1939, como pueden ser Tomás Segovia y Angelina Muñiz Huber- man. La acepción unamuniana de palimpoesía o anapoesía, es decir escribir sobre o por encima de otra palabra, define muy bien toda la problemática de un autor respecto a la palabra heredada, la recreación de poemas y la reelabora- ción de tópicos anteriores. En este sentido, la obra teatral y, sobre todo, la poesía de José Bergamín es un claro ejem- plo de palimpoesía, ya que en ella se establece un diálogo, homenaje y glosa con poetas y poemas del pasado, con la intención, a su vez, de que esa obra sea copiada y olvidada en el futuro.

Palabras clave: Dificultades de la escritura. Literatura española. Exilio de 1939. Poesía. José Bergamín. Tradición y originalidad. Palimpoesía o anapoesía.

Abstract: in literary creation, the authors struggle with the complexity to translate in words what they want to say exactly. Also problematic is the attempt to compensate for the tradition with the originality. All these difficulties are reflected in Lorca, Serna, as well as writers of the «second generation» of the exile of 1939, such as Tomás Segovia and Angelina Muñiz Huberman. The meaning of palimpoesía or anapoesía of Unamuno –writing on or above another word– defines very well all the problems of copyright in the inherited word, the recreation of poems and reworking of above topics. In this sense, the theater plays and, especially, the poetry of José Bergamin is a clear example of palimpoesía, because it sets up a dialogue, homage and gloss with poets and poems of the past, with the intention, in turn, that this work is copied and forgotten in the future.

Keywords: Difficulties of Writing. Spanish Literature. Poetry. Jose Bergamín. Tradition and originality. Palimpoesía or anapoesía.

* Esta ponencia de Nigel Dennis fue leída por Manuel Aznar Soler en la clausura del Coloquio Internacional Berrgamín: entre literatura y política que, organizado por el gexel, se celebró el viernes 12 de abril de 2013 en la Universitat Autònoma de Barcelona. Esta ponencia se editará también en el volumen colectivo en el que se publicarán todos los materiales de dicho Coloquio. Cuatro días después, Nigel Dennis falleció en Saint Andrews, por lo que acaso esta ponencia bergaminiana pueda considerarse su último texto escrito, que Laberintos publica hoy en homenaje a su memoria.

Fuente: http://bv.gva.es/documentos/lab15est.pdf

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“Sergio García gana el premio de aforismos de Cuadernos del Vigía”

EFE GRANADA | 21.12.2013
El poeta y abogado Sergio García Clemente (Santa Cruz de Tenerife, 1974) ha sido el ganador de la primera edición del Premio Internacional José Bergamín de Aforismos, que se falló ayer en Granada, según informó la editorial Cuadernos del Vigía, que publicará el libro ganador.Un jurado compuesto por los escritores Carlos Marzal, Jordi Doce y Ramón Eder concedió por unanimidad el primer Premio Internacional José Bergamín de Aforismos, entre un total de 71 conjuntos de aforismos presentados, al titulado Lunares, de Sergio García Clemente. 
El origen de los libros presentados ha sido muy variado, desde diferentes provincias españolas a países americanos y europeos como México, Argentina, Colombia, Chile y Alemania. El jurado destacó del libro ganador sus “diferentes registros y tonos expresivos” que van “con naturalidad del sarcasmo a la emoción sincera, de la acusación sagaz a la autoparodia”. 
También consideró el jurado que los aforismos premiados en esta primera edición “inscriben en la tradición moral del aforismo sin caer en un moralismo aleccionador”.Lunares ha sido considerado por el jurado “un libro de juicios perspicaces, pero también de finas observaciones; muy bien escrito, inteligente y que sortea con gran éxito la pretenciosidad y el fárrago en los que muy a menudo tropiezan otros”. Sergio García Clemente ha publicado poemas en revistas digitales como El rincón del haikú,El grito,Revista Almiar, y fue seleccionado como finalista en la edición de 2009 del Premio de poesía Marc Granell.

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

Las voces del eco

61-Las_voces_del_eco> Enlace <

Edición de Nigel Dennis

ISBN………………….: 978-84-8472-811-5
Autor………………….: BERGAMÍN, José.-
Formato……………..: medidas: 12×17 cms. Páginas: 204 pgs.
Editorial……………..: Renacimiento. Colección Antologías, nº 61
Edición……………….: Sevilla
Publicación…………: 2013, 1ª ed.
Precio con IVA …..: 12 €
Colección……………: Antologías

Fuente: www.editorialrenacimiento.com

RESEÑAS

Ignacio F. Garmendia, “La verdadera verdad”, 11/05/2014 

“Mi poesía es rezagada / porque se ha quedado en mí / como un remanso de agua”. Se ha convertido en un lugar común referirse a Bergamín, el irrepetible don Pepe, usando de ese adjetivo que él mismo utilizó en el título de su tardío primer poemario, Rimas y sonetos rezagados (1962), publicado cuando el autor madrileño -poco antes de su segundo exilio- tenía la respetable edad de 67 años, pero lo cierto es que conocemos bastantes poemas anteriores y que tanto su prosa como sus aforismos -o su labor editorial- ya señalaban la sensibilidad lírica de Bergamín desde mucho antes de esa fecha. Rezagado también, suele añadirse, por su alejamiento de las corrientes innovadoras en favor de los clásicos, por su permanente confrontación con las fuentes -el conceptismo barroco, desde luego, pero también el romancero, los románticos o los simbolistas- y por su diálogo de tú a tú -hoy diríamos intertextual- con algunos de los más altos poetas de la tradición castellana.
A ello alude Nigel Dennis en el título de la antología, Las voces del eco, que ha preparado para la colección rayada de Renacimiento, queriendo subrayar la pluralidad o el “carácter multiforme” de la poesía de Bergamín y su deuda, que no oculta, con los autores predilectos, emulados desde la admiración en un continuo y a la postre original ejercicio de reescritura. El criterio del antólogo, que no ha seguido un orden cronológico al agrupar la obra en cuatro bloques -coplas y cantares, sonetos, rimas y poesías satírico-burlescas-, es útil e incluso muy recomendable para reconocer los varios registros cultivados por el poeta, aunque la elección no habría sido incompatible con anotar las fechas de los poemas o los libros a los que pertenecen. Más que en los sonetos, impecables pero demasiado literarios, o en los poemas civiles, curiosos pero anecdóticos, la voz de Bergamín destaca en las rimas y sobre todo en las modulaciones del arte menor. “La verdadera verdad / nunca se esconde en lo oscuro: / se esconde en la claridad”. En versos sencillos y hondos como los citados y muchos otros de la sección de coplas y cantares -“Tú te crees en libertad / porque el viento que te lleva / no sabes a dónde va”- encontramos la veta más natural y conmovedora de aquel hombre complejo y contradictorio, brillante y enigmático que fue -también- un poeta genuino.

Fuente: www.diariodesevilla.es/article/ocio/1770236/la/verdadera/verdad.html#sSf3vYVxIL7hGDe5

– Luis Antonio de Villena, “José Bergamín, singular poeta”, suplemento literario de El Norte de Castilla, 14 de diciembre de 2013

José Bergamín. “Las voces del eco” (Antología poética). Edición de Nigel Dennis. Renacimiento, Sevilla, 2013.  195 págs.

Lo de poeta escondido le cuadra a José Bergamín (1895-1983) por varios motivos. Este madrileño atípico en todo, de muy buena pluma y fértil ingenio, es conocido como prosista, ensayista y articulista, sobre todo –además de editor- y todo hecho con brillantez y a veces retranca, al estilo de otro libro hace poco reeditado (por Renacimiento también) titulado “El purgatorio de Rimbaud y otras prosas previas”. Un libro de antes de la guerra. Otros recordarán los aforismos espléndidos que le publicaba Juan Ramón Jiménez y otros más dirán que fue él quien editó en México, en el exilio, en 1940, “Poeta en Nueva York” de Lorca. Pero Bergamín (que era muy buenpoeta, lo que es comprobable) sólo se dio a conocer como poeta  en 1961 –tenía, pues, 66 años- con un libro titulado  “Rimas y sonetos rezagados”. Obviamente este gran admirador de Unamuno, alguien tan español que no perdonaba las caídas múltiples de España, es “rezagado” por edad, pero también por su idea de la poesía. Por ello (y aunque toda la poesía de Bergamín, hasta los finales años 70, es poesía “de viejo”) hace bien Nigel Dennis en ordenar la poesía bergaminiana no por orden cronológico, sino por géneros: “Coplas y cantares”,  “Sonetos” (acaso lo mejor de su labor),  “Rimas” y “Poesías satírico burlescas”.  Bergamín es un enamorado y gran sabedor de la poesía más clásica española: la popular que cuidó Augusto Ferrán y el padre de los Machado (esas coplas que siempre parecen carecer de autor), el soneto aurisecular, con especial devoción por Quevedo, por el conceptismo, y la rima que es Bécquer, Antonio Machado y el entronque simbolista. También es popular la poesía satírica (parte de la que se publica era inédita) hecha al final del franquismo e inicios de la Transición y muy en contra de aquellos enjuagues, con toda la sorna que el afilado Bergamín tenía. Digámoslo pronto: uno lee con placer la poesía de Bergamín, a menudo estupenda, pero cree que si hay un pensamiento propio en ella no hay ningún estilo propio. Bergamín es como un poeta fuera del tiempo, que escribe y siente muy bien, pero que de continuo se enmascara detrás de esa potente tradición que ama y respeta. Oímos en sus poemas la voz de nuestra tradición dicha por José Bergamín, pero el autor se cela, prefiere no aparecer si ello fuere posible, pese a sonetos tan impecables como  “Siento que paso a paso se adelanta…” con un verso cervantino de ritornello  “En todo hay cierta, inevitable muerte”.  Sí, Bergamín está y se esconde, lo que aún es más fácil en muchas de sus excelentes coplas:  “Mira cómo pasa el tiempo:/ ayer se llamó esperanza/ la que hoy se llama recuerdo.” ¿Cómo llamaremos a esto? Sólo se me ocurre que un poeta agazapado en la tradición, mejor que “rezagado” que es mera cuestión temporal, y no hablamos de tiempo sino de manera. Por esto mismo (creo) es muy frecuente que Bergamín apenas se tenga en cuenta como poeta, aunque fue amigo y editor de tantos y un personaje impredecible, muy importante en nuestro siglo XX. En los poemas satíricos y burlescos, vemos al Bergamín que odia el franquismo (recordemos que Bergamín se decía católico) y que cree que lo que vino después no es sino una mala monarquía y una “democracia frailuna” que a él no le gusta ni convence, tanto que ante la incomprensión general terminó en San Sebastián con “Herri Batasuna”, como dijo uno de sus editores “cansado de ser español”, él que era españolísimo… Una de sus primeras sátiras (muestra del talante de Bergamín) es una burla de la entrada de Luis Rosales –a quien Bergamín había editado en Cruz y Raya su primer libro “Abril”- afeando al antiguo joven amigo, su pacto con el poder táctico de una España dictatorial.  Pero si el Bergamín satírico es importante no sólo para entender su genio epigramático sino el final de su persona, nos interesa mucho más la otra poesía, la magníficamente lírica de las tres primeras partes de la antología: Un caso singular, muy singular de hecho, el poeta sin rasgos propios pero de lúcido pensamiento agudo, que esconde su gran hacer detrás de los usos, formas y decorados de nuestra más propia tradición. ¿No es español Bergamín? “Y en tan veloz como mortal carrera / morir es desvivir lo no vivido,/ vivir desesperar lo que se espera.”  Le gustaba engañar o embromar a don José.

Fuente: http://luisantoniodevillena.es

– José Luis García Martín, “Como se escucha el silencio. El caso Bergamín”, Crisis de Papel11 de diciembre de 2013.

Las voces del eco (Antología poética). José Bergamín. Edición de Nigel Dennis. Renacimiento. Sevilla, 2013

Pocos casos hay en la historia de un poeta que comience a publicar su obra poética cumplidos ya los sesenta y cinco años, cuatro décadas después de su iniciación en la vida literaria. Bien es cierto que buena parte de la labor ensayística de José Bergamín giraba en torno a la poesía y que en sus series aforísticas (la primera, El cohete y la estrella, de 1922) a veces parecían camuflarse breves poemas en prosa.

El personaje de José Bergamín, hijo de un ministro de la monarquía que también era todo un personaje de novela (fue un niño huérfano abandonado en las calles de Málaga), daría mucho que hablar hasta su muerte, en 1983, “exiliado” en Euskadi (pidió que le enterraran con la ikurriña).

Su primer libro lo publicó Juan Ramón Jiménez, pero pronto se distanció del maestro, quien renegaría de él durante toda su vida (incluso le llegó a acusar de estar detrás del asalto a su piso al término de la guerra civil).

José Bergamín fue el director de la revista Cruz y raya y el editor de algunos de los libros más importantes de la generación del 27 (a él le entregó Lorca su Poeta en Nueva Yorkque solo pudo aparecer, años después, en México). Católico, se puso al lado de la República y en ella desempeñó un papel de “compañero de viaje” de los comunistas con algún que otro punto oscuro (“con los comunistas hasta la muerte, pero ni un paso más” es una de sus frases más conocidas).

Regresó a España en los años sesenta, pero tuvo que volver a marcharse ante el riesgo de ser detenido. Durante la transición se convirtió en el más activo detractor de la monarquía.

Las voces del eco, la antología que ha preparado Nigel Dennis. consta de cuatro partes: La última se dedica a recoger sus poemas satíricos, algunos bien conocidos, como “El mulo Mola”, y otros que circularon clandestinamente y hasta la fecha han permanecido inéditos. Comprensiblemente en ocasiones. “Un mono de la mano de un tirano” dice uno de los versos del “soneto atribuido a Bartolomé Leonardo de Argensola”, escrito en julio de 1969 con motivo de la proclamación del príncipe de España. Y otro soneto, de las mismas fechas, comienza con esta estrofa: “¡Válgame el Opus Dei! Que es gran cosa / sacarse de la manga en un instante / a un rey de quien dijérase un mangante / por esa procedencia sospechosa”.

En el prólogo, Nigel Dennis llega a afirmar que “dado el desencanto general de la población española con la familia real, la voz satírica de Bergamín adquiere incluso una dimensión profética”.

Pero no es este Bergamín satírico, que no pasa a menudo de una curiosidad, el que más nos interesa. Otra sección de la antología está dedicada a los sonetos. Bergamín, heredero de los juegos de ingenio y de la conceptuosa pasión barroca, es uno de los grandes sonetistas de la literatura española y eso ya lo supo ver Antonio Machado cuando elogió sus “Tres sonetos a Cristo crucificado ante el mar” publicados en la revista Hora de España.

“Coplas” y “Rimas” se titulan las otras dos secciones de la antología y en esos epìgrafes se incluye la mayor y la mejor parte de la poesía de senectud de Bergamín. Sus caudalosos libros finales, iniciados con La claridad desierta, de 1968, renuncian a la herencia barroca para volver a Bécquer y a la poesía popular. El retórico y un tanto artificioso poeta de los sonetos (recordemos el paronomástico terceto final de uno de ellos: “se posa, se aposenta en mí el vacío, / como si a su pesar se acompasase / su peso al paso pesaroso mío”) desaparece y ocupa su lugar otro que no le teme a las palabras gastadas, al tópico aparentemente más manido: “Caen del reloj las horas / muertas como caen del árbol / en el otoño las hojas”.

No todos supieron ver en su momento el valor de libros como Apartada orilla, Velado desvelo Esperando la mano de nieve, de tan becqueriano título. Ramón Gaya, en el epílogo a La claridad desierta, fue el primero en destacar el valor de este epigonal Bergamín (muchos pensaban entonces que esos versos quedaban al margen de su principal labor, que era la de ensayista). Se trataría de los poemas “de un versificador muy reciente en colaboración, diríamos, con un hombre de setenta años, o sea pleno, completo, lo que dará a esos poemas una condición privilegiada de madurez juvenil y una transparencia, una claridad única, última”.

Las coplas de José Bergamín –buena parte de ellas reunidas en el volumen Canto rodado–  tienen como modelo a Augusto Ferrán, más que a Manuel Machado, y alternan las que podrían pasar por populares, y quizá lo sean o acaben siéndolo, con otras inequívocamente personales : “Tienes el alma en un hilo, / y el corazón en un puño, / y la cabeza en las nubes; / y un pie ya en el otro mundo”.

El lector habitual de José Bergamín echará en falta algunos poemas memorables en esta antología y no lamentaría que se hubiera prescindido de otros, pero eso resulta inevitable. Un equivocada decisión tipográfico parece, sin embargo, que las “Rimas”  se hayan publicado, al contrario que los sonetos y los versos satíricos, seguidas, sin individualizarse en la página; eso dificulta su lectura como poemas independientes.

Una buena ocasión, a pesar de todo, Las voces del eco de reencontrar, o de encontrar por primera vez, las voces y los ecos del plural Bergamín: “Como quien oye llover / te pido que oigas mis versos: / con atención tan profunda / como se escucha el silencio”.

Fuente: http://crisisdepapel.blogspot.fr

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“Meditación ante la tumba de un escritor «maldito»”

> Enlace <

Xabier Sánchez Erauskin, Diario “Gara” 26 agosto 2013

Tu imagen quedó definitivamente acuñada al decidir, en tu último año de existencia, vivir y morir en Euskadi. No te lo perdonaron ni te lo perdonan

Amigo Bergamín; en agosto se cumplen treinta años de tu muerte. Estoy aquí, a tu lado, en tu cementerio de Hondarribia. Treinta años de silencio cómplice que ahogó tu figura anteriormente distorsionada por la lejanía de un exilio interminable. Fuiste escritor marcado por un insobornable sentido de la disidencia. Siempre navegando a contracorriente. Nacido en Madrid junto a la Puerta de Alcalá, en el lujo de una casa señorial, hijo de un Ministro del Gobierno.. acabaste pobre, viviendo de alquiler, pero orgulloso de ti mismo hasta el final de tus días. Compañero e interlocutor ilustre de una generación literaria única, la de García Lorca, Machado, Alberti, Guillén, Miguel Hernández, Cernuda o Juan Ramón, tu nombre fue ninguneado con el silencio o la infamia. Eras de la estirpe apestada de los Bernanós, León Bloy, Oscar Wilde, Rimbaud , Max Aub o Egdard Poe. Eras un escritor «maldito».

Caminabas en la senda de tu maestro y amigo Unamuno, el de «contra esto y contra aquello». Labraste tu coherencia a golpe de heterodoxias. Católico singular y comprometido en una Republica laica, más tarde, en la guerra, te significaste como implacable acusador de la «demoníaca» Iglesia española de la Cruzada. En aquella contienda, tú y tu alma anarquista asumió con disciplina el rol de un comunismo que no era el tuyo, por convicción de resistente contra la barbarie de los militares rebeldes.

En el largo y duro exilio, de Francia, México, Venezuela y Uruguay alimentaste siempre la llama republicana entre las amarguras, controversias y apostasías de tantos compañeros de viaje. Al cabo de los años, incomprendido por unos y otros, te arriesgaste en una incursión en la España del franquismo intentando romper desde dentro el muro de las libertades de expresión. Acabarían expulsándote muy pronto de tu tierra prometida .

Fuiste, y hoy sigues siéndolo, personaje maldito y controvertido.

Eras escritor inclasificable dentro de una generación de enormes literatos; creador de aforismos hondos y retorcidos, desconcertantes para muchos lectores: grandísimo poeta, oculto en los momentos de gloria de sus compañeros, para ser «descubierto» a desmano, en el último tramo de tu vida: ensayista genial de profundas intuiciones y preocupaciones filosóficas, no dudabas en «man- charte» con el realismo mas directo y comprometido: autor teatral, rompedor de esquemas y moldes establecidos: escritor de difícil, y en otras ocasiones, cristalina lectura: editado en el exterior, prohibido en España y por lo mismo autor ignoto e ignorado. .

Fuiste, y hoy sigues siéndolo, escritor maldito y desconocido.

Tu imagen quedó definitivamente acuñada al decidir, en tu último año de existencia, vivir y morir en Euskadi. No te lo perdonaron ni te lo perdonan. Aquí buscaste tu nuevo auto-exilio «para no darle a mis huesos tierra española». Como aquel otro compañero, Max Aub, que escribía en Madrid meses antes de su muerte en México; «Mientras reine Franco no moriré en España ni por casualidad. Cualquier otro lugar será bueno».

No podías resistir el aire irrespirable y las mordazas de la capital española. Buscaste una tierra en la que pudieras sentirte vivo, escribir y luchar contra la «tramposa transición monárquico-franquista».

Fuiste nuestro amigo, el amigo de Euskadi y sigues aquí. Aquí reposan tus huesos, al lado de aquel Comandante Saseta que murió en Asturias mandando un batallón de gudaris de ANV con la ikurriña al frente: cruce de banderas vasca y republicana.

Euskadi te acogió entonces con los brazos abiertos pero mantienen deudas pendientes contigo: reavivar tu memoria. Se que en Hondarribia, en el Aniversario, tus amigos te recordarán ante esta misma tumba. Tu entrega a nuestro pueblo merecía, sin embargo algo más de nuestra parte. En Euskadi no hay ni una sola calle o plaza con tu nombre. Ni siquiera en Donostia y Hondarribia. Tal vez tu esqueleto o fantasma se ha ido desvaneciendo en el tiempo y en la cruel desmemoria para dejar la imagen desamparada de aquel escritor maldito que murió soñando con la Tercera República…

Fuente: http://gara.naiz.info/paperezkoa/20130826/419320/es/Meditacion-ante-tumba-escritor-maldito

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“El escritor insumiso”

 
> Enlace <
 

J. J. Armas Marcelo, El Cultural.es, 19/07/2013

De José Bergamín se dijo siempre que tenía “un colmillo retorcido”. Era un escritor insumiso que hacía, en su conversación cotidiana, del sarcasmo una casa donde reírse sin parar. Leí muchas cosas de Bergamín durante una época, lo conocí personalmente gracias a José Esteban, su editor, en la trastienda de la Librería Turner, comimos muchas veces juntos, estudié su biografía, aprendí muchas cosas de su forma de ser, me sentí cómodo a su lado y, a la hora de su muerte, escribí un artículo titulado “Si hubiera sido francés”, publicado en el extinto Diario16. Allí dije, y no era una nota mortuoria como las que escriben los sepultureros profesionales en sus periódicos cada vez que se muere alguien digno de seguir más vivo que los mismos sepultureros, lo que habrían hecho los franceses a la hora de su muerte, si hubiera sido, claro, francés, y no español irredento y escritor insumiso como era Bergamín. Resulta que los publicó a todos, si no en Cruz y Raya, en sus diferentes proyectos editoriales; toda la Generación del 27 pasó por su cabeza y cada uno le debe lo suyo. Lo sabían, y Bergamín también lo sabía.

Recuerdo que uno de sus artículos, ya en democracia, publicado en el también desaparecido Sábado Gráfico, desató las iras de la caverna, que pensaba que aún tenía algo que hacer en el nuevo régimen. Se hablaba en él del reino y de la confusión, cuando hoy aquello no sería nada, cómo hemos prosperado. Una vez, cuenta José Esteban que fue delante de él, Bergamín le preguntó a Don Juan de Borbón qué creía él que pensaba “su hijo” de lo que iba a hacer después de muerto el dictador Franco. “¿Tú sabes lo que piensa un Borbón, Pepe? Pues éste es Borbón y Borbón, así que imagínate”. Vuelvo a la insumisión porque Bergamín estaba ahí, al pie de la insumisión en estado permanente, como de guardia, y disparando con bala contra todo lo que se moviera y viniera del poder. Lo digo porque ahora hay columnistas, escritores de columnas y periodistas que parecen mancos y bizcos: son insumisos perennes hacia una sola parte del arco de la realidad política y social; a la otra, a la suya, le dejan pasar carros y carretones y ahí se nota que son mortales y hábiles, pero poco inteligentes. Ya lo decía Woody Allen, lo que tiene el inteligente es que puede pasar por tonto sin que se le note, no ocurre así con el tonto al que se le nota inmediatamente que es tonto aunque quiera pasar por inteligente.

El escritor insumiso no tiene clan, no tiene techo ni nombre de periódico importante que ponerse como segundo apellido durante toda la vida; el escritor insumiso va por libre, nunca llama ni a Ferraz ni a Génova, ni siquiera llamaban antes a Peligros, no llaman ni llamaban cuando entonces a nada ni a nadie para saber cómo había caído su último comentario en la radio o su penúltima ocurrencia escrita, esas cosas que Semprún, señalando nada menos que a Vázquez Montalbán, llamaba “deposiciones matinales”. El escritor insumiso, entiéndase ya de una vez, es independencia y ese es el gran peaje que paga, que no tiene sombra en el desierto ni techo caliente en el invierno, de modo que tiene que buscarse su propio sustento donde da la vuelta el aire, en plena libertad, para bien y para mal.

Hay escritores que creen que la ideología es un castillo en el que, una vez refugiados, están a salvo de todos los bichos del mundo que quieren morderlos. Que me los piquen menudos que los quiero para la cachimba. Lo que debe tener el escritor insumiso es la libertad para dar los mandobles que deben darse a izquierda, a derechas y a más allá del horizonte si fuera necesario. El resto, es el fondo, una sumisión a su dueño, a su jefe, a su empresa, a sus intereses más que a sus verdaderas convicciones, que va dejando atrás mientras se va colocando en el lugar adecuado para el frío o el calor, según sea la estación del año que toque.

Me acordé de Bergamín el otro día cuando recordé aquella escena vergonzosa que no puedo olvidar. Fue delante de mí. Íbamos los tres hablando (el tirano, el lacayo y yo) por una vez en la vida. De repente, el jefe se dirige al escritor sometido y le ordena: “Llévame la cartera”. El escritor sumiso contestó al instante: “Claro que sí”. Como si su jefe le hubiera hecho un favor. Y, sí, me acordé de Bergamín.

Fuente: http://www.elcultural.es/version_papel/OPINION/33161/El_escritor_insumiso

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“José Bergamín, una poesía del exilio”

> Enlace <

 1371918814_078125_1371919817_noticia_normal

Foto: Bergamín, en un gesto captado por su nieta, Ana Bergamín (principios de los 80).

José Luis Catalinas, EL País 2013/06/22

La carta que el escritor dirigió en 1969 desde París a su hijo Pepe y su nuera Pilar contenía 32 poemas, inéditos hasta la fecha

Los 32 poemas inéditos de José Bergamín (1895-1983) que publica hoy EL PAÍS fueron enviados por el escritor a su hijo Pepe y a su nuera Pilar con su carta del 13 de abril de 1969, escrita desde París en la última etapa de su exilio. Este se inicia 30 años antes, el 6 de abril de 1939, cinco días después de finalizar la Guerra Civil, al solicitar en la Prefectura de Policía parisiense la carta de identidad como refugiado español.

Bergamín continúa su exilio en México DF (1939-1946), Caracas (1946-1947), Montevideo (1947-1954), París (1955-1958). Tras un primer regreso a Madrid, y como consecuencia de haber encabezado en 1963 una carta de apoyo a los mineros asturianos en huelga dirigida a Manuel Fraga Iribarne, ministro de Información y Turismo, inicia un nuevo exilio en París (1964-1970).

La carta fue escrita el 13 de abril de 1969, “en vísperas del 14º, aniversario, tan fantasmal, de la que fue primaveral revolución española, también perdida”, escribe Bergamín evocando la Segunda República. Esta carta forma parte del archivo de la familia de Pepe, Pilar y sus cuatro hijos.

La obra literaria de Bergamín es la más extensa y diversa de los miembros de la generación de la República, denominación que el escritor prefería a la de generación del 27. Comprende aforismos, ensayo, teatro, periodismo (literario y político) y, por supuesto, poesía, y a ello cabe añadir su extraordinaria labor como editor de libros (Ediciones del Árbol y Editorial Séneca) y revistas (Cruz y Raya), en España y en México. Precisamente su obra poética es la que presenta un mayor consenso entre los estudiosos.

La publicación de sus libros de poesía se llevó a cabo fundamentalmente tras su regreso a España en 1970. Pero durante su segundo exilio en París, Bergamín continúa con su costumbre de remitir sus poemas a familiares y amigos. En la correspondencia consultada la principal receptora de sus poemas es Pilar, a quien escribe los Cuadernos de Pili. En julio de 1968, le dice: “Siguen creciendo sin parar porque es raro el día que no anoto alguno en este diario poético, que, por serlo, parece más triste de lo que yo en realidad soy, o estoy”.

¿Cómo fueron los últimos años del exilio de Bergamín en París y cuál era su visión política de España y del mundo mientras escribía estos 32 poemas? Su correspondencia permite reconstruir su peripecia vital en esos años: la soledad del exilio, la percepción del propio envejecimiento y su estado de ánimo en cada momento; la angustia existencial y la consideración política sobre si podía, debía y quería volver a España, así como sobre las condiciones y el momento adecuados; su intensa actividad intelectual, y la convivencia cotidiana con los amigos que le ayudan y acompañan en su exilio, a la cabeza de los cuales siempre está André Malraux, ministro de Asuntos Culturales de Francia entre 1959 y 1969, que promueve su nombramiento como Comendador de las Artes y de las Letras en 1966.

En las adversas circunstancias del exilio, las cartas de Bergamín transmiten la esperanza y la alegría por la vida de un católico providencialista. En agosto de 1965 escribe: “Las gentes no saben que la felicidad es un deber y no solo un gusto. Claro, esto se empieza a comprender de los sesenta años en adelante. Cuando se es viejo verde (el ideal de mi vida)”. Y en abril de 1969 recuerda a su hijo Pepe que “siempre hay que darle gracias a Dios en medio (y no al fin ni al principio) de todo, como decía tu abuela, mi madre, sabia andaluza antequerana”.

En diciembre de 1966 Bergamín, a pesar de que en sus artículos periodísticos, que no podían publicarse en España, mantiene sus “críticas y burlas” sobre la situación política española, escribe: “He traspasado la barrera del pesimismo. Hay en toda esa confusión mucho de positivo”.

Esta actitud le lleva en su correspondencia a valorar favorablemente algunas decisiones del régimen franquista, que podían contribuir a la apertura del horizonte político. Pero el escepticismo de Bergamín sobre la aplicación de esas políticas más aperturistas aflora también en sus cartas, por la resistencia que provocaban en algunos grupos políticos del franquismo.

En junio de 1964, a los pocos meses de instalarse en París, Bergamín se sorprende de la repercusión que ha tenido su artículo Deux mots pour L’Espagne, publicado en Le Monde. Ante el debate que existía en la sociedad española sobre la instauración de una nueva forma de monarquía o la restauración de la monarquía tradicional, para él lo de verdad importante era que antes se restituyese a los españoles el derecho a gobernarse como creyeran conveniente, y que la Iglesia española dejase de identificarse con el Estado. Todo ello para que no se pasase de un reino sin rey a un “caudillismo” sin caudillo.

Su reflexión sobre la situación política española considera también su posible influencia para poder regresar a España. En noviembre de 1966 califica de golpe teatral, pero significativo, el anuncio del régimen de una amnistía total de las sanciones derivadas de la legislación especial de responsabilidades políticas al finalizar la Guerra Civil, aunque dice que “hay que esperar hasta ver cómo se concreta, y si realmente es o será de veras”, así como que le parece “mucho más importante la supresión de los tribunales especiales”. “Todo ello”, añade, “significaría una democratización, cuya sola apariencia podría modificar la situación actual española; y particularmente la mía, pues no sé cómo podrían negarme ahora el pasaporte… bastará que se finja un Estado de derecho para permitirme entrar y salir cuando quiera. Esperemos. En todo caso, es una noticia esperanzadora y abre el horizonte inmediato; y a mí me anima muchísimo…”.

El 22 de julio de 1969, Franco presenta a las Cortes una propuesta, aprobada, para designar al príncipe Juan Carlos de Borbón como sucesor suyo en la Jefatura del Estado a título de Rey. Ese mismo día, Bergamín, que parecía tener claro quién sería el sucesor, escribe en una carta: “Lo de ahí creo que se ha adelantado nada más a lo que se esperaba y, en este sentido, nos ha sorprendido bastante a los que no estábamos en el ajo”.

La crisis de Gobierno de octubre de 1969 refuerza el poder de los tecnócratas, que impulsaban desde 1959 la liberalización de la economía española, y supone la salida del Gobierno de los titulares de tres ministerios relacionados con el exilio de Bergamín. A las pocas semanas el escritor consideraba que el cambio era “más hondo de lo que parece” y, en carta de 3 de diciembre de 1969, combinando con ironía el cambio gubernamental y el nombramiento del sucesor de Franco, exclama: “¡Viva el Opus-Rey! Perdón”.

Bergamín y su familia retoman las gestiones para sondear las posibilidades de su regreso a España. El 9 de diciembre reciben la información oficiosa de que en la Dirección General de Seguridad no consta ninguna anotación que haga imposible su entrada en el país, ya que, sorprendentemente, figura como “expatriado por su propia voluntad”. Un mes más tarde él comunica a su familia que su decisión de volver ya está tomada y, tras pasar en España el verano de 1970, se instala en Madrid en los primeros meses de 1971.

En carta de 9 de febrero de 1970 muestra nuevamente su percepción de las dificultades para transformar la situación política española, pero metafóricamente reitera también la conveniencia de actuar: “No estoy pesimista por todo ello —aparte mi pesimismo fundamental— pues creo que esta gente —estos López— van piano / piano, y tal vez tengan sus motivos internos que nosotros no percibimos. No es fácil liquidar una situación política como la española, que tiene tantos caparazones endurecidos que romper. El momento es grave de veras para todo cambio por leve que sea o lo parezca. Paciencia y barajar. Pero barajar, que es lo que estoy tratando de hacer yo”. Dos días después considera explicable el efectismo y “espejismo” de la “europeización” y de la “apertura” de la política exterior del nuevo Gobierno, protagonizada por el ministro de Asuntos Exteriores, Gregorio López-Bravo: “Todo ello responde a esa Europa que De Gaulle no quería (por la que ha sido traicionado) pero que los españoles no solo no tienen por qué no querer sino quererla y sin traicionar sus principios de origen (las raíces mismas del régimen). Es la Europa de Alemania. Y ahora más aún, de una Alemania capitalizada por Estados Unidos. Es el nuevo-capitalismo que Hitler profetizó y que el idealismo gaullista no pudo evitar”.

El escritor Bergamín también se sentía periodista. Sus colaboraciones literarias y de carácter político en 110 revistas y periódicos de España y de otros países, fundamentalmente de México, Venezuela y Uruguay, son especialmente significativas en su obra. Su concepción del periodismo queda bien reflejada en el artículo “El sentido periodístico”,publicado en El Nacional, de Caracas, en febrero de 1960. Bergamín, tras considerar falsa la oposición de literatura y periodismo, señala: “Tener sentido periodístico para un escritor es tener sentido del tiempo; del tiempo que vive y del tiempo en que vive (que no es igual)”. Cuando van a cumplirse 30 años de su fallecimiento, el 28 de agosto de 1983, es justo reconocer que Bergamín, en su vida y en su obra, siempre tuvo sentido del tiempo.

Fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2013/06/22/actualidad/1371918814_078125.html

CARTAS AL DIRECTOR

“Por qué huyó Bergamín”, Carlos María Bru Purón,  27 JUN 2013

EL PAÍS del 23 último J.L. Catalinas hace una interesante semblanza de José Bergamín seguida de la publicación de algunos poemas inéditos, por cierto magníficos.

Hay un error en el texto: el segundo exilio del poeta, en 1964, no se debió a haber encabezado su firma la protesta por la represión franquista en Asturias. Aquello se saldó con una doble salida de tono del ministro Fraga: denunciar el pasado falangista de firmantes (Ridruejo, López-Aranguren, Laín, Tovar, etcétera), y calificar el corte de pelo a mujeres de huelguistas como inocente “tomadura de”.

Siguió Bergamín en España, y bastantes meses después nuestro “Comité de editores y escritores para autoayuda europea” (escaparate del en España ilegal Congreso por la Libertad de la Cultura) organizó unos coloquios literarios, en el fondo políticos, en el madrileño hotel Suecia. Muy calculados los equilibrios ideológicos y partidarios, los rompió aquel meritorio doble activista —catolicismo y comunismo— con un desembarco de militantes del PCE dispuestos a monopolizar el evento. Esto motivó una viva discusión entre Aranguren y Bergamín, pronto amistosamente saldada.

Pero un cronista se hizo eco de ello, lo que sirvió al presidente del Abc, J. I. Luca de Tena, para publicar en su periódico un repulsivo artículo / denuncia contra Bergamín, donde tachaba al poeta de traidor y cobarde sempiterno, sacaba temas personales y, desde la prepotencia de bando vencedor, implícitamente le amenazaba.

Fue esta publicación lo que alertó a Bergamín, quien tras días de refugio en una embajada, decidió expatriarse de nuevo, sin dificultad fronteriza alguna, como acertadamente recuerda J.L. Catalinas en su excelente reseña.

Fuente: http://elpais.com/elpais/2013/06/26/opinion/1372271865_314602.html?rel=rosEP

CARTAS AL DIRECTOR

“Puntualizaciones”, José Luis Catalinas Calleja, Madrid 2 JUL 2013

En relación con la carta de Carlos María Bru Purón del pasado 27 de junio, además de agradecer la valoración general que le ha merecido mi artículo José Bergamín, una poesía del exilio, publicado por EL PAÍS el día 23, ratifico cuanto se señalaba en el mismo sobre que el exilio de Bergamín en París durante los años 1964 a 1970, con obligada escala previa en Montevideo, se produjo como consecuencia de haber encabezado una carta de intelectuales de apoyo a los mineros asturianos, dirigida al ministro Fraga Iribarne con fecha 2 de octubre de 1963. Un relato de esos hechos y de sus antecedentes se encuentra en el libro Tras las huellas de un fantasma. Aproximación a la vida y obra de José Bergamín,de Gonzalo Penalva.

Preciso algunos aspectos de la carta de Carlos María Bru: en primer lugar, el coloquio literario no se celebró “bastantes meses después” de la carta de los intelectuales sino a los pocos días, del 14 al 20 de octubre.

En segundo, ¿a qué artículo de Luca de Tena en ABC sobre Bergamín se refiere? ¿A la Contestación a Pepito Bergamín, publicada en enero de 1961, casi tres años antes del coloquio?

En tercer lugar, tras la carta de los intelectuales, “siguió Bergamín en España”, pero por pocas semanas: el 14 de noviembre fue citado en comparecencia en el Juzgado Especial de Propaganda Ilegal (evidentemente no era por asistir al coloquio); el 15 de noviembre se refugia en la Embajada de Uruguay, y el 30 de noviembre, como único destino autorizado, viaja a Montevideo.

Y, finalmente, en ningún momento señalo en mi artículo que el exilio de Bergamín se produce “sin dificultad fronteriza alguna”.

Fuente: http://elpais.com/elpais/2013/07/01/opinion/1372701289_453358.html?rel=rosEP

CARTAS AL DIRECTOR

“Puntualizando a “puntualizaciones” “, Carlos María Bru Purón, 4 JUL 2013

Agradezco las “puntualizaciones” de J. L. Catalinas a anterior carta mía, todo ello sobre Bergamín. Efectivamente, entre la Carta (30-9-63) de 102 intelectuales sobre la represión franquista en Asturias y los Coloquios del hotel Suecia pasó escasamente un mes. Puntualizo que quién encabezó la carta era Vicente Aleixandre, si bien a Fraga le convenía contestar al “estalinista” (sic) firmante en noveno lugar, Bergamín.

Puntualizo que, si bien el artículo de J. I. Luca de Tena contra nuestro poeta es dos años anterior, hay otro en el 63 de Torcuato, quien, emulando a su padre en el insulto, dice que “el estilo es el hombre, el encono y el rencor” (de un Bergamín cotejado de “vieja señora irascible”). La respuesta de José en El Nacional de Caracas fue censurada. Esta última controversia se acerca a la fecha de los Coloquios, por lo que cruces de artículos, discusión en el Suecia con Aranguren —que yo presencié—, chismorreo consecuente, unas extrañas por desprovistas de consecuencias visitas de la policía a la casa del poeta y noticia de expediente en el TOP, todo ello le indujo a este refugiarse en la Embajada de Uruguay para, después, salir libremente de España.

Estas puntualizaciones responden a mi memoria personal y a la lectura del libro de G. Penalva que Catalinas menciona en sus Puntualizaciones, pero no citó en su artículo original.— Carlos María Brú Purón. Notario jubilado, exdiputado a Cortes y al Parlamento Europeo.

Fuente: http://elpais.com/elpais/2013/07/03/opinion/1372868262_041349.html

CARTAS AL DIRECTOR

“Puntualización final”, José Luis Catalinas Calleja, 10 JUL 2013

En el para mí inesperado debate sobre el exilio de Bergamín en 1963, al que me han llevado las dos cartas de Carlos María Bru Purón tras su lectura de mi artículo publicado por EL PAÍS el 23 de junio, la discrepancia fundamental es si Bergamín —que continuaba siendo una personalidad molesta para el régimen por diversos motivos (carta de los intelectuales en apoyo de los mineros asturianos, artículos publicados en El Nacional de Caracas, etcétera)— se fue nuevamente al exilio forzado por la situación política española o “libremente”.

Los hechos, como han estudiado los especialistas en la vida y obra de Bergamín, dejan claro que ocurrió lo primero. La segunda posibilidad resulta simplemente inverosímil, ya que supone que una persona a punto de cumplir 68 años, y tras haber regresado a su país después de casi 20 años de exilio, decide volver de nuevo al exilio “libremente”.

Fuente: http://elpais.com/elpais/2013/07/09/opinion/1373390450_556264.html?rel=rosEP

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“París 1964-1970: versos inéditos”

> Enlace <

 

EL País 2013/06/22

Estos son los 32 poemas que Bergamín envió por carta en abril de 1969 a su hijo y su nuera

1371936628_587386_1371982425_noticia_normal

 

 

 

 

 

 

Imagen: Uno de los poemas inéditos de Bergamín.

 

Como nace el árbol vivo

de su natural semilla

así nace de tu alma

vivamente la poesía.

         ωωω

No se equivoca Narciso:

se equivoca el engañoso

fantasma de su espejismo.

          ωωω

Cuando un manchego en La Mancha

de veras se vuelve loco

no se vuelve Don Quijote

sino que se tira a un pozo.

               ωωω

La llama tiene dos sombras

una fuera y otra dentro:

y tú eres como la llama

dos veces sombra del fuego.

De sombra es tu corazón.

De sombra, tu pensamiento.

Y entre los dos tú eres llama

luminosa, sin saberlo.

          ωωω

Si tú fueras rey de bastos

y yo fuera rey de espadas,

oros pagarían copas

y haríamos malas bazas.

Conque ¡hagan juego señores!

Que aquí no hay cartón ni trampa.

Y no hay más rey ni más Roque

que el palo de la baraja.

             ωωω

Al fin se acabó la historia.

Y tú te quedaste, al fin,

solo y sin pena ni gloria.

            ωωω

Tú sabes lo que te digo:

que si no dices verdad

no digas que eres mi amigo.

                 ωωω

De un sueño nace tu alma.

Y de otro sueño se muere.

Entre un sueño y otro sueño

tal vez nunca se despierte.

                ωωω

A mí me está pareciendo

que tú no quieres oír

lo que yo te estoy diciendo.

              ωωω

Lo que nos dice la fe

no es ni verdad ni mentira.

No se ve lo que se mira:

se mira lo que se ve.

            ωωω

Por los caminos del aire

se perdió mi pensamiento.

Y no he podido encontrarle.

         ωωω

Yo no sé por qué será

que veo claro lo oscuro

y oscura la claridad.

            ωωω

El curso de la vida es como un río

dijo Manrique, y es la muerte el mar.

Conforme corre el río va sintiendo

ensancharse su cauce más y más.

Es como el dulce discurrir de un llanto

que, al cabo, sentirá

amargarse sus lágrimas postreras

con un sabor de sal.

              ωωω

Lo que anda diciendo el río,

como el viento cuando pasa,

es lo que dice la lluvia

cuando cae sobre el agua.

Es lo que dice en el fuego

el crepitar de sus llamas.

Es lo que tú estás diciendo

cuando miras y te callas.

             ωωω

“Más claro, agua”.

Agua que corre y huye

para ser clara.

                ωωω

El cielo parió una estrella.

Y la envolvieron las nubes

en sus pañales de niebla.

            ωωω

La estrella más luminosa

cuando la miran tus ojos

se apaga como una sombra.

             ωωω

En tu vida hay dos silencios:

uno es silencio por fuera,

otro es silencio por dentro.

Y te parecen al serlo,

uno, silencio del alma,

otro, silencio del cuerpo.

             ωωω

Hay que saber separar

de un silencio otro silencio.

El silencio de los vivos

y el silencio de los muertos.

             ωωω

Al que Dios no le da el habla

el Diablo le da un silencio

que no quiere decir nada.

              ωωω

También el silencio es máscara

que le da forma al vacío

sonoro de las palabras.

               ωωω

La elocuencia del silencio

enmudece lo que hablas.

Hay silencio en lo que dices

y decir en lo que callas.

           ωωω

Hasta la llama más viva

se apaga cuando se duerme

blandamente en la ceniza.

Se va quedando dormida

al cobijo de su lumbre

soñando que resucita.

Que hasta la llama más viva

cuando se apaga se vuelve

Cenicienta de sí misma.

            ωωω

Al borde del precipicio

se asoma tu corazón

como al espejo Narciso.

Se enamora de sí mismo

sin ver que es imagen suya

la del abismal vacío.

            ωωω

Tengo el alma acostumbrada

a su tristeza mortal

y a mí ya nada me espanta.

A mí ya nada me espanta

porque tengo el corazón

tan triste como mi alma.

             ωωω

Tú tendrías que ser otra

y muy distinta de ti

para que yo te creyera

la misma que te creí.

             ωωω

Yo no sé si yo soy el que me sueño

o si es otro el que a mí me está soñando;

otro que me separa de mí mismo

que me vuelve un extraño

fantasma de otro sueño, de otro mundo,

más íntimo y lejano;

otro sueño, otro mundo, en el que estoy

como desensoñado.

              ωωω

Como el eco en el viento, como el vuelo

perdido de los pájaros,

el sueño de un amor que fue mi vida

se me ha quedado muerto entre las manos.

                  ωωω

Tu alma es tan perezosa y dormilona

que parece que está durmiendo siempre.

Tal vez sin despertar de tanto sueño

se dormirá en la muerte.

                ωωω

No es un sueño la muerte,

ni es un sueño la vida.

El sueño está en los ojos

con que tú las miras.

              ωωω

Como la luz de la tarde

tu alma se va apagando.

Tu pensamiento en tu alma

se va crepusculizando.

Fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2013/06/22/actualidad/1371936628_587386.html

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“José Bergamín en 1-2-3 latidos”

> Enlace <
 

Blog El País “Ladrones de fuego”

Por: José Luis Merino | 15 de abril de 2013

JOSÉ BERGAMÍN (1895-1983)

ARC134023

     Conocí a José Bergamín, poeta de la generación del 27, tres meses antes de su muerte. Fui a entrevistarle a su casa de San Sebastián. El poeta quería que habláramos sin magnetófono. Y hablamos sobre todo de poesía y de toros. Sus 88 años de lucidez me regalaron una tarde inolvidable. Estampó en tres libros suyos unas dedicatorias divertidísimas, acompañadas con dibujos de golondrinas de Jerez y musarañitas. Me despedí de Bergamín con un abrazo de los buenos, de esos que se guardan como recuerdo para toda la vida. 
    José Bergamín desparramó talento y gracia a lo largo de su dilatada existencia. Destacan sus cualidades como poeta, pensador y prosista: tres latidos de un mismo corazón. Siento correr en su poesía la sangre caliente de las palabras. Fluyen a su través los ecos silentes de su pensamiento hondo. Limpio el verso, el decir dulcemente recio, llama viva su personal visión del tiempo…
     En sus aforismos se descubre al hombre profundo y culto, pero sin dejar de lado el habla popular y el refranero. Viene a ser el campeón del retruécano, la paradoja y el trabalenguas. En esa práctica aforística hay sorpresiva sabiduría, porque estamos ante un pensador a contrapelo, con su punto de sofista, derivado de su amor al equívoco y al juego. El ejercicio de esa escritura le acerca a la órbita de los grandes cultivadores del aforismo en los cuatro últimos siglos, como Gracián, La Rochefoucauld, Pascal, Chamfort, Lichtenberg, Joubert, Schlegel, Nietzsche, Valéry, entre otros. 
 Con relación a sus ensayos, no solo resulta magistral el tratamiento de los clásicos, Cervantes, Góngora, Lope de Vega, Calderón, sino que en otros temas, todos de muy variada y rica condición, prevalece siempre su refinado gusto, la buena música de las palabras, lo mismo la callada como la sonora. Son escritos tejidos al modo de un diálogo sin preámbulos. Son volapiés certeros, lacónicas banderillas de fuego.
     Aludo al mundo de los toros, porque es una parte indisoluble del corpus general de su escritura. Todo el discurrir en torno al toreo es una escritura elaborada desde una elevación original, mágica, emblemática. Son lecciones magistrales de cabalidad máxima en forma de símbolos, que tal vez tuvieran un paralelo con el vivir existencial y social de la época que le tocó vivir. Lo que a primera vista no pasaba de ser un espectáculo de sol y moscas, gracias a su intercesión escrituraria, se transformó por arte de birlibirloque en un trasunto de duendístico y grave deleite.
     Murió José Bergamín aferrado a la máxima culminación del ideal republicano. Antes de que acudiera a visitarle la mano de nieve (blanca por fuera, negra por dentro), quiso afincarse y esperar el momento de su muerte en Hondarribia, un extremo de la piel de toro. Sería una muerte republicana y en puro exilio imaginario, de parecido corte y compás a la de sus admirados Antonio Machado, Manuel de Falla, Juan Ramón Jiménez y Pablo Picasso, muertos en el exilio real… 

    Tal vez era ese un modo lopesco de sucederse a sí mismo, al tiempo que reforzaba la imagen suya de haber sido un rebelde, a quien solo las piedras rebeldes fueron capaces de edificar.

Hay 11 Comentarios

Excelencia para el artículo. Bergamín peregrino eterno ,nos llega cada día con màs claridad con los quiebros de su pensamientos ,ejemplo de una vida siempre sincera y rebosante de verdad justa. Perdiendo todo ,excepto su libertad siempre con dignidad.. Su rastro esquelético es hoy más que nunca luminosa claridad que ,como callado pero penitente consejero, nos acompaña en nuestro dudoso pensar.

Publicado por: Fernando Cisneros | 21/04/2013 19:11:15

Desde mi exilio (taurino)interior,gritar Bergamín es gritar libertad. José Bergamín vive en todos quienes aún creemos en la utopía. José Bergamín es la raíz de una España que no es.

Publicado por: francisco march | 20/04/2013 19:27:20

Bergamín es a las letras: la suma del don de Morante más la épica de Tomás.
Bergamín es el valor y el valer personal y colectivo.
Bergamín es el adorno de lo inteligente y hondo.
Poco o nada que ver con el páramo político y socialmente correcto que nos avergüenza y axfisia.
Enhorabuena Merino por tu acertado tino.

Publicado por: Ángel Arranz | 20/04/2013 13:31:50

Coincido con todos los comentaristas en la gran armonía y belleza con las que Merino describe lo más característico y fundamental de la obra literaria y de la existencia de Bergamín. Aunque ya estemos acostumbrados, siempre asombra su capacidad para conjugar su honda sensibilidad con la forma clara y poética en que se expresa.
Creo que este texto es como otro emotivo abrazo, lleno de profundidad y fuerza, y mediante el que pone al descubierto el alma tantas veces desterrada de este clarividente escritor que luchó hasta con sus huesos por sus ideales de justicia. Es triste pensar que a pesar de su relevante aportación a la literatura y todo lo que hizo por otros escritores, fue menospreciado y tratado de modo injusto, mezquino y vengativo. Incluso, sabiendo que se acercaba ya al final de su vida, un jurado de acomodaticios, solo por cuestiones políticas, desaprovechó la oportunidad de concederle el reconocimiento que tanto merecía.
Para mí, Bergamín es un escritor de muchísimo ingenio que penetra hasta el fondo del pensamiento. Por eso considero que su lectura resulta en extremo estimulante. Han pasado treinta años desde su muerte y, aún hoy, sigue siendo necesario el impedir que la mano negra de la intransigencia y el rencor intente borrar su memoria. Quizá, al menos así, sus restos que aquí guardamos con cariño y orgullo, puedan encontrar en el latir de esa otra vida, su descanso.

Publicado por: grumete | 20/04/2013 11:47:42

Gracias José Luis por este MAGNIFICO escrito. Sin duda uno de los mejores. Decía Gracián que ” lo bueno , si breve, dos veces bueno; y aun lo malo, si breve, no tan malo.”, pues bien este regalo literario que nos haces tiene un ritmo de tambores, un trinar de pajarillos, un aullido de animales salvajes. En definitiva, un escrito con gran ritmo literario .
Emulando nuevamente a Gracián “Visto un león están vistos todos, pero visto un hombre sólo está visto uno, y además mal conocido.” Efectivamente José Luis cada semana nos sorprendes con nuevos relatos, con inesperados y bellos escritos escritos.
Tú ya has dicho lo fundamental de Bergamín. Poeta claro, lúcido, inquieto, verdadero. Él escribió un día :
……
“Ando perdido en un sueño
como si no fuera yo.
Todo lo veo muy claro,
pero con mis ojos no.Siento que estoy dando voces,
pero ninguna es mi voz.
Cuando despierto, se llena
de sombra mi corazón.”
…………….Un saludo
Santi

Publicado por: Santiago Fernández | 17/04/2013 12:03:49

Potentísimo y deslumbrante artículo, el que nos dibuja los rasgos esenciales de tan ilustre “ladrón de fuego”. Con una prosa luminosa, a la altura del retratado, Merino elabora un análisis agudo y sugerente, al mismo tiempo, abarcando los 1-2-3 latidos del único corazón, llevándonos de aquel gratísimo encuentro al pasado que convierte a una generación, la del 27, en época, pasando por la gloria hegemónica del toreo como verdadero encuentro de arte y muerte.
Cada palabra, cada línea, están medidas, cuidadosamente elegidas, con un aroma, además, que recuerda felizmente a ese Siglo de Oro tan querido por el propio Bergamín. Cada idea, al servicio de la semblanza de tan caleidoscopico y atractivo personaje.
Y como final, una hermosísima frase que aviva en nosotros el amor por la libertad.
Es, sin duda, uno de los mejores artículos que hemos leído en esta hoguera espiritual. Sólo podemos felicitarnos por tal regalo.

Publicado por: tabaquería | 17/04/2013 0:40:28

Bergamín se axfisiaba en un país que claudicó al postfranquismo monárquico impuesto. En Euskal Herria respiraba otro aire más insumiso y rebelde. Los vascos le arroparon pero él nos cobijaba con su coraje y con su literatura. ¡Un honor!
Y sí… sí era algo más que un exiliado imaginario, era un auténtico exiliado; necesitaba estar aquí y aquí quiso ser enterrado.
Ahora yace en el panteón de los hombres libres. Sin haber hincado nunca la rodilla ni doblado el espinazo.

Publicado por: Bider | 16/04/2013 13:44:05

Después de leer esta magnífica prosa de tan grande poeta, no tengo mucho que añadir. José Luis, has conseguido la descripción perfecta de uno de los gigantes del 27 en tu mejor “ladrón de fuego”.

Publicado por: Zuriñe | 16/04/2013 9:17:28

No se qué decir. Solo tengo preguntas.
“…Por qué el viento aviva el fuego
Cuando no puede apagarlo.
Por qué el corazón se duerme
Si el alma sigue soñando”

Publicado por: Belén Mtnez. Oliete | 15/04/2013 23:52:11

Merino nos acerca esta vez a José Bergamín, un aforismo viviente pues era coherente, redondo en sus convicciones ideológicas y ajustado al significado que imprimía a su obra. Consecuente con sus ideas políticas, nunca se resignó a la realidad que había adquirido la Historia de su país. Este poeta republicano nunca dejó de defender sus ideales, ya fuera desde el exilio o desde la oposición al poder establecido. Porque los poetas también son ciudadanos que votan, luchan y persiguen las realidades que sueñan.

Publicado por: Cristina Jurado | 15/04/2013 18:14:26

http://nelygarcia.wordpress.com. Los creadores suelen ser polifacéticos, aunque destaquen en alguna línea en particular. El aforismo refleja metáforas existenciales, que pueden resultar muy interesantes. Lo que no acabo de asimilar, es la relación que puede existir, entre el arte y el mundo de los toros. Por mucha elevación mágica, o emblemática, que pueda tener, no deja de ser un desafío a la muerte, entre dos contrincantes, con desigualdad de condiciones.

Publicado por: Nely García | 15/04/2013 11:43:47

Fuente: http://blogs.elpais.com/ladrones-de-fuego/2013/04/bergamin.html

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

Coloquio Internacional “Bergamín: entre literatura y política”

BERGAMIN_C(2013-03-21)Cartel_ alargado> Enlace < 

Viernes 12 de abril de 2013

Universitat Autònoma de Barcelona (España), Facultad de Filosofía y Letras (Sala de Juntas)

Coloquio Internacional con motivo del trigésimo aniversario de la muerte de José Bergamín (Madrid 1895- San Sebastián 1983). A comienzos de su segundo exilio en París José Bergamín comentaría, entre las confidencias recogidas por André Camp en sus “conversaciones con un fantasma”, que había intentado durante toda su vida guardar cierto equilibrio entre sus dos pasiones: la literatura y la política. Esta jornada de estudios propone, treinta años después de posarse sobre el poeta “la mano de nieve”, reflexionar sobre la armonía entre estas dos actividades que puede observarse en su vida y en su obra.

Organizan :

Grupo de Estudios del Exilio Literario (GEXEL, CEFID, Universitat Autònoma de Barcelona)

Littérature, idéologie, réception en Espagne (LIRE 19/21, EA 369, Universtié Paris Ouest Nanterre La Défense)

Comité organizador: Max Hidalgo Nácher (GEXEL-CEFID), Iván López Cabello (LIRE 19/21, EA 369), Teresa Santa María Fernández (GEXEL-CEFID). 

Programa (pdf)

Fuente: www.gexel.es

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“Una Medea española desde el exilio. Trasposición de elementos clásicos al mundo andaluz en Medea, la encantadora de José Bergamín”

Autora: Mariángeles Rodríguez Alonso.

Capítulo del libro El viento espira desencantoEstudios de literatura española contemporáneaMiguel Soler Gallo (ed. lit.), María Teresa Navarrete Navarrete(ed. lit.), 2013, ISBN 978-88-548-5980-7, p. 177-186.

Fuente

http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4767371

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“Quevedo según José Bergamín”

> Enlace <

 

David Felipe Arranz, Rinconete, 19 de febrero 2013, ISSN: 1885-5008.

Fue don José Bergamín republicano y católico, exiliado en México y Uruguay y readmitido por el régimen en España en 1959; por lo tanto fue también punto de encuentro en el espectro de personalidades que configuraron la llamada generación del 27, de Lorca y Cernuda a Dámaso Alonso y Gerardo Diego. Conceptista y aficionado al aforismo, el autor de Disparadero español (1936) se sintió muy cerca literaria y filosóficamente de la atomización del lenguaje del que gustaban Pascal, Quevedo y Gómez de la Serna, como gran conocedor que fue de los entresijos literarios de los grandes, sobre todo del Siglo de Oro.

En Fronteras infernales de la poesía (1959), agudo y sensacional conjunto de ensayos en torno al infierno expresado y desarrollado a través de grandes figuras de la literatura universal —Séneca, Dante, Fernando de Rojas, Shakespeare, Cervantes, Quevedo, Sade, Byron y Nietzsche—, destacan las páginas dedicadas al autor de El Buscón, al que Bergamín considera un moralista, capaz de hacer vivir al lector una experiencia humana del infierno a través de los Sueños. Así, parte Bergamín de una célebre máxima quevediana, «la verdad adelgaza y no quiebra», que el Diccionario de Autoridades (1737) explica así: «refrán que exhorta a profesar verdad siempre, porque aunque se quiera sutilizar y ofuscar, con astucia o mentira, siempre queda resplandeciente y victoriosa». El autor de El pozo de la angustia explica que tras el Renacimiento, en el que el espejo lo constituía la verdad del arte —en realidad una verdad quebradiza—, Quevedo pretende mostrar la verdad de la trastienda del mundo.

Si la picaresca o incluso Cervantes y Góngora deforman la realidad a través del manierismo y el culteranismo respectivamente, merced a su sentimiento trágico —Bergamín se lo atribuye a los dos autores—, en Quevedo ese sentimiento se matiza a través del estoicismo, el senequismo y la corriente metafísica a la que pertenecen los profundos poemas de, por ejemplo, John Donne (1572-1631). La picaresca en toda Europa, de hecho, supone lo que ha quedado de los trabajos humanísticos del Renacimiento, «la escatología espiritual —nos dice Bergamín— del racionalismo humanístico y renacentista […], un aventurerismo del hambre, que es el origen del conocimiento», conexión con la escuela ascética y mística. El Buscón es incluso en este sentido trágico más infernal que los Sueños y recoge la expresión de toda una metafísica, como la que teorizó Sartre tres siglos después: «Más quiero muerte con juicio que vida sin él» es otra sentencia quevediana que apunta la idea de que morir es la gran verdad, la salida de este mundo para dejar de ser en él, pues «soy un fue y un será y un es cansado». Pero el paralelismo del vate madrileño con la literatura inglesa para Bergamín no acaba ahí: Quevedo tiene en común con Shakespeare la lectura de los Ensayos de Montaigne, en los que ambos leyeron, contenidos en esencia, tanto a Plutarco como a Séneca. «Antes empiezas a morir que sepas qué cosa es vida y vives sin gustar de ella porque se anticipan las lágrimas a la razón», propuesta que bien pudiera haber escrito de la pluma del emperador Marco Aurelio.

También Bergamín contrasta la obra de Quevedo con otros contemporáneos, dentro de las fronteras españolas, como es el caso de Calderón. Traza un sugerente paralelismo entre los sueños quevedescos de ascendente senequista y el gran teatro del mundo de los autos sacramentales calderonianos, cuya convergencia se produce gracias al recurso de la máscara teatral y del trasmundo que la sustenta, a través del lenguaje alegórico. En opinión de Bergamín, Quevedo tiene en común con Calderón precisamente el conocer apenas, el ir muriendo cada día recordando el remordimiento inicial del pecado original: «fantasma soy en penas detenida». La manifestación dolorosa de la culpa precede incluso a la conciencia, al recuerdo y a la memoria. «Tenemos conciencia porque tenemos culpa y no al contrario», explica el autor de España peregrina con respecto a la propuesta trágico-metafísica de Quevedo. La conciencia en él es historia y conciencia dolorosa, como lo fue en William Blake en su poema «El tigre» y en toda la obra de Kierkegaard y Miguel de Unamuno.

En su acercamiento al pensamiento de Quevedo, Bergamín fue construyendo un lúcido análisis del viaje que la literatura filosófica había hecho en el Siglo de Oro, del realismo a la alegoría metafísica, dejándonos una propuesta más que apetecible de vasos comunicantes que relacionan el Guzmán de Alfarache con El Criticón, la comedia lopista con el auto sacramental calderoniano y —aquí destaca Bergamín por su brillantez— El Buscón con los Sueños. No solo Quevedo se sitúa en perspectiva con respecto a los otros gigantes de las letras del siglo xvii, sino en relación a su propia obra. Tanto en Quevedo, como en Sartre o en el propio Bergamín… el infierno resulta la coartada perfecta para plantarle cara a la tragedia de lo humano, que es el vivir.

Centro Virtual Cervantes © Instituto Cervantes, 1997-2013. Reservados todos los derechos. cvc@cervantes.es

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

A decadência do analfabetismo / A arte de birlibirloque

> Libro <
Autor: José Bergamín
Tradução: Gênese de Andrade

A arte de birlibirloque A decadência do analfabetismo tratam, respectivamente, da “arte de tourear” e da questão da passagem de uma cultura mantida por transmissões orais para uma cultura escrita, que cristaliza os conteúdos. Título parte da Coleção Bienal.

Esses ensaios de José Bergamín, nas palavras do curador Pérez-Oramas, “já clássicos, (são) dedicados a reivindicar a viva voz contra a letra morta, denunciando a decadência do analfabetismo e defendendo a necessidade de uma cultura da voz, assim como seu tratado sobre a tauromaquia (…) representa um manifesto a favor da sobrevivência da natureza, contra o esquecimento da infância e da experiência.

Coleção Bienal é um conjunto de cinco livros inéditos no Brasil e relacionados à curadoria da 30ªBienal de São Paulo – A iminência das poéticas. A coleção é uma parceria da Bienal e da editora Hedra.

Ficha técnica

Número de páginas: 92
ISBN: 978-85-7715-291-9
Encadernação: Brochura
Dimensões: 11.5 × 17.5 cm
Peso: 0.05 kg
Ano de lançamento: 2012
Copyright © 2012, Hedra Editora

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“Bergamín en Euskadi, razones de un autoexilio”

> Artículo <

 

Xabier Sánchez Erauskin, 2012-10-12. “Bergamín en Euskadi, razones de un autoexilio”, Gara.net

Xabier Sánchez Erauskin Periodista

Bergamín en Euskadi, razones de un autoexilio

Quiso vivir en Euskadi y morir en su tierra, y en su tierra, Hondarribia, está enterrado. Aquel día un montón de amigos le despidieron entonando el «Eusko Gudariak». Sobre su cuerpo, la ikurriña

El 8 de setiembre de 1982, treinta años ha, el escritor José Bergamín, (uno de los grandes de la Generación del 27, la de sus amigos Salinas, García Lorca, Alberti, Cernuda…) llegaba acompañado de su hija Teresa, a Donostia. Venía a establecerse en Euskadi a vivir y morir en una tierra donde respirar en libertad. Huía del ahogo y de las mordazas madrileñas. No era un exilio más en su azarosa vida de errante republicano. Esta vez era él mismo quien elegía la ruta. Una decisión meditada meses anteriormente en las soledades de Fuente Heridos en Huelva. Tenía 86 años. Allí había escrito un estremecedor poema: «Fui peregrino en mi patria desde que nací/ Y lo fui en todos los tiempos que en ella viví/ Lo sigo siendo, al estarme ahora y aquí/ peregrino de una España que ya no está en mí/ Y no quisiera morirme aquí y ahora/ para no darle a mis huesos tierra española».

Para su mejor biógrafo, Gonzalo Penalva, la salida de Bergamín era de una lógica aplastante; «se trataba de fijar la residencia donde pudiera escribir cuándo y sobre lo que quisiera. Por eso se marcha a Euskadi. Bergamín jamás hubiera salido de Madrid si no le hubieran cerrado las puertas como escritor. en la práctica un veto para quien estaba obsesionado por la libertad e independencia en el oficio de «inquirir verdad y decirla».

Había que romper el muro de silencio al que también le había condenado «Sábado Gráfico», último reducto que le publicaba. Lo empezaría a romper a través del País Vasco, en el diario «Egin» y en la revista «Punto y Hora». Aunque amortiguados los ecos por el distanciamiento y la marginación que rodeaba a ambas publicaciones abertzales, en ellas iba a cubrir la necesidad, casi existencial, de hacer oír su voz discrepante. En su primer escrito, «El interregno», publicado en «Punto y Hora», ajustaba cuentas pendientes de su forzado mutismo. Lo hacía con nombres y apellidos

«Esta democracia tan a la española por achocolatada y babosa más que de los muertos nos está pareciendo la democracia de los gusanos; de sus gusanos devoradores del cadáver en putrefacción del franquismo (…) Los cuatro jinetes apocalípticos de este terrorismo estatal ultratúmbico y monarquizado que destruye España se llaman Fraga, Suárez, Gonzalez y Carrillo, sociedad nominal de irresponsabilidad ilimitada y de inseguridad pública».

Habían callado su voz pero desde Donostia seguiría denunciando la «impostura general». El escritor maldito de quien Alberti decía en 1980, tres años antes de su muerte, que era «el mas vilipendiado, temido, alabado y deliberadamente olvidado de ese llamado Grupo del 27… buena brasa para la hoguera de algún reciente inquisidor», no estaba por arriar su bandera republicana de libertad y por eso se autoexilió a Euskadi.

Cinco meses antes de su llegada, en mayo de 1982, en una entrevista para «Diario 16» anunciaba ya su decisión firme: «Me voy de España porque está dividida, falseada y herida». Ese «fuera de España» era Euskadi. Lo ratificaría en su encuentro en Hondarribia con otro ilustre autoexilado, Alfonso Sastre, que le preguntaba la razón de su venida a Euskal Herria. Bergamín contestaba con contundencia: «Porque no me siento en España»».

La decisión de venirse precisamente al País Vasco no era solamente una respuesta a las mordazas madrileñas. Menos aún una «ventolera senil», así calificó alguien su viaje sin retorno, que los medios silenciaron en sospechoso mutismo. Fue una decisión meditada y medida, incluso tomada un tanto a trasmano de la opinión de su gran amigo, el abogado Miguel Castells, que desaconsejaba el viaje por la situación política de nuestro país.

La «querencia» por el País Vasco y su lucha era anterior. En Febrero de 1979, en el mitin de una coalición republicana con el PC (ml) en un cine de Cuatro Caminos, había escandalizado a todos los bienpensantes españoles con un provocador «¡Viva Euskadi! ¡Viva la República!», justificándolo «Esta República que es España está defendiéndose por la resistencia de un pueblo heroico y admirable». El escritor, ya en tierra vasca, explicitaba a un periodista del diario «Egin»: «Estoy aquí no como republicano jubilado, como parecía dada mi edad, sino todo lo contrario. Por eso estoy aquí. No he venido a jubilarme, sino a pelear estando con los que pelean. A darles lo poquísimo que puedo darles y aceptar lo muchísimo que ellos me dan».

Bergamín iba a vivir casi un año en un ático de alquiler de la calle Egaña donostiarra junto a su hija Teresa. Fueron meses en los que vivió feliz y encantado, encontrando un entorno humano que le atraía y admiraba, recobrando la ilusión por la escritura, la poesía sobre todo, y artículos sin mordazas.

Quiso vivir en Euskadi y morir en su tierra, y en su tierra, Hondarribia, está enterrado. Aquel día un montón de amigos le despidieron entonando el «Eusko Gudariak». Sobre su cuerpo, la ikurriña. Recojo de nuevo el testimonio de alguien tan poco sospechoso de partidismo como es su biógrafo, Penalva: «no cabe duda de que la bandera republicana cubriendo el féretro bergaminiano hubiera tenido un sentido mas profundo y acorde con lo que siempre defendió. Pero, por otra parte, la ikurriña simbolizaba perfectamente el último combate de este luchador infatigable: fue la prueba inequívoca de que la muerte había encontrado al escritor en la brecha, con la pluma y el corazón puestos al servicio de la causa que creyó justa»

Está claro. Euskadi tiene una deuda con Bergamín; conservar su memoria.

Fuente: www.gara.net

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“Mujeres y feminidad en el teatro de José Bergamín”

> Comunicación <

 

Jornadas Género y Exilio Teatral republicano: entre la Tradición y la Vanguardia.

Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC  (Madrid), 2 y 3 de octubre de 2012 / Universitat Autònoma de Barcelona (Barcelona),  5 de octubre de 2012.

Organizadas por el Grupo de Estudios del Exilio Literario (GEXEL) y el Centre d’Estudis sobre les Èpoques Franquista y Democràtica (CEFID) de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), y por el Grupo de Estudios de Género del ILLA (InGenArTe), del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC.

III. IMÁGENES DE MUJER EN LAS CREACIONES TEATRALES (I)

Miércoles, 3 de octubre de 2012, 10.00-10.30:

“Mujeres y feminidad en el teatro de José Bergamín”, Teresa Santa María. GEXEL-CEFID-Univesitat Autònoma de Barcelona.

Fuente: www.congresos.cchs.csic.es/genero-exiliorepublicano

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“El Arte de birlibirloque, José Bergamín”

> Entrada blog <

Fabien Rothey, 12-08-2012. “El Arte de birlibirloque, José Bergamín”, Art et Conaissance (blog).

José Bergamín se sert de la tauromachie (toreo) comme Nietzsche de la tragédie grecque. Par des développements métaphoriques, il expose sa conception de l’art et de l’homme véritable.

Por arte de birlibirloque est une expression idiomatique ; elle signifie « sans qu’on sache comment c’est arrivé, par magie, par enchantement ». L’auteur la caractérise d’un aphorisme : « l’art de mettre et de retirer. »[i]

Dans un premier temps, Bergamín s’attache à cerner la tauromachie en insistant sur sa dimension intellectuelle. Si le toréador doit être doté d’une sensibilité fine, il faut de surcroît que celle-ci soit ferme, sûre, exercée, comme celle d’un chirurgien. Le torero doit faire preuve de rapidité dans la conception et l’abstraction de son expérience sensorielle. La tauromachie est la dangereuse vérification des relations qui se développent dans l’espace et le temps sensibles avec l’exactitude précise d’un temps et d’un espace mathématique. Nul ne rentre dans l’arène s’il n’est géomètre. Une conception si rapide du sensible est l’apanage des sensibilités les plus fines. C’est pour cette raison que les sensibilités lentes, maladroites, rudimentaires considèrent le spectacle de la tauromachie sous l’angle du sensationnel et  du répulsif. Ils sont incapables de concevoir que « la tauromachie est un jeu vif d’intelligence, si exclusivement intelligent que l’erreur la plus minime, la moindre inexactitude dans l’exécution de ses actions peut coûter au toréador la vie. »[ii]

La tauromachie est un jeu de l’héroïsme ou un héroïsme du jeu : un héroïsme absolu. Elle est aussi un sport auquel on peut attribuer une signification esthétique idéale, parce qu’en elle s’affirment, physiquement, toutes les valeurs esthétiques du corps humain (silhouette, agilité, habileté, grâce, etc.) ; et, métaphysiquement, toutes les qualités – que l’on pourrait appeler sportives – de l’intelligence (conception ou abstraction sensible rapide afin de mettre en relation).[iii] C’est aussi la dimension esthétique qui doit prévaloir du côté du spectateur. « Dans une corrida, l’unique émotion humaine véritable, et vive, est l’esthétique. Les corridas exigent, comme le cinématographe, un angle de vision ou un réglage, un point de vue, exclusivement esthétique. »[iv]

Bergamín peut alors considérer la tauromachie comme un spectacle, qui, lorsqu’il est réussi, est « admirable de passion et de grâce, d’impétuosité naturelle et de domination géométrique consciente : de vie et d’art. »[v]

Une fois ce travail effectué, l’auteur se sert de l’esprit de son analyse pour développer des pensées plus abstraites. La tauromachie lui sert de cadre métaphorique pour penser d’autres domaines, quitte à revenir ensuite à l’objet de son ouvrage.

« Toute tradition est un combat du classique et du castizo [les caractères typiques d’un lieu, d’une race, d’une activité] »[vi]

« Celui qui n’a pas d’intelligence a du caractère. »[vii]

« Ce qui ne peut s’exprimer intensément s’exagère. »[viii]

« Le caractère est la caricature de l’intelligence. »[ix]

« L’artifice caricatural est inexpressif, parce qu’il est dépourvu de contenu potentiel, de pensée : c’est pourquoi il ne forme pas, mais déforme, exagère ; c’est le vide, le creux, le piège. »[x]

« La cruauté est une condition incontournable de la beauté, parce qu’elle l’est de la sensibilité pure : de l’intelligence. »[xi]

« Une corrida de taureaux est un spectacle immoral, et par conséquent, il éduque l’intelligence.

–          – Tu es un pessimiste ?

–          – Oui ; parce que je ne veux rien d’autre que la joie.

Tout prend sa source dans la joie : l’art du birlibirloque de toréer aussi. »[xii]

« Entre tant de définitions de l’intelligence, on pourrait donner celle-ci : l’intelligence est une aptitude ou prédisposition métaphysique à toréer. »[xiii]

« Ce qui enthousiasme le plus le public, quel que soit l’art qu’on considère, c’est d’avoir l’impression qu’un effort est fourni par l’exécutant, la sensation constante de sa difficulté visible : cela lui garantit avec sécurité qu’il peut applaudir à bon escient, en récompensant le mérite. »[xiv]

« La ligne courbe compromet le dessinateur, elle l’oblige à être expressif ; c’est-à-dire à penser, à être dessinateur, à avoir du style. »[xv]

« Le courage attend ; la peur va chercher. »[xvi]

 La véritable tauromachie ne se moque pas seulement du taureau, elle se moque aussi de la tauromachie. »[xvii]


[i] “El arte de birlibirloque es el arte de poner y quitar.”, El Arte de birlibirloque, José Bergamín, Serie Gibralfaro, Colección Málaga, México, 1944, p. 32.
[ii] “El toreo es un juego vivo de inteligencia, tan exclusivamente inteligente, que el error más mínimo contra la exactitud en la ejecución de sus suertes le puede costar al lidiador la vida.”, Ibid., p. 25.
[iii] “un deporte doblado de significado estético ideal; porque en el toreo se afirman, físicamente, todos los valores estéticos del cuerpo humano (figura, agilidad, destreza, gracia, etc.); y metafísicamente, todas las cualidades que pudiéramos llamar deportivas de la inteligencia (rápida concepción o abstracción sensible para relacionar).”, Ibid., p. 26.
[iv] “En una corrida de toros la única emoción humana verdadera, y viva, es la estética. Las corridas exigen, como el cinematógrafo, un ángulo de visión o enfoque, un punto de mira, exclusivamente estético.”, Ibid., p. 40.
[v] “es un espectáculo admirable de pasión y gracia, de ímpetu natural y consciente dominio geométrico: de vida y de arte.”, Ibid., p. 34.
[vi] “TODA tradición es una pugna de lo clásico y lo castizo.”, Ibid., p. 34.
[vii] “LO que no tiene inteligencia, tiene carácter.”, Ibid., p. 34.
[viii]  “Lo que no se puede expresar intensamente, se exagera.”, Ibid., p. 34.
[ix] “el carácter es la caricatura de la inteligencia”, Ibid., p. 35.
[x] “EL artificio caricaturesco es inexpresivo, porque carece de contenido potencial, de pensamiento: por eso no forma, sino deforma, exagera; es el vacío, lo hueco, la trampa.”, Ibid., p. 37.
[xi] “LA crueldad es condición ineludible de la belleza, porque lo es de la limpia sensibilidad: de la inteligencia.”, Ibid., p. 37.
[xii] “UNA corrida de toros es un espectáculo inmoral, y, por consiguiente, educador de la inteligencia.– ¿ERES pesimista?– SI; porque lo único que quiero es la alegría.TODO tiene su nacimiento en la alegría: el arte de birlibirloque de torear, también.”, Ibid.
[xiii] “ENTRE tantas definiciones de la inteligencia pudiera darse ésta: la inteligencia es una aptitud o predisposición metafísica para torear.”, Ibid., p. 41.
[xiv] “LO que más entusiasma a los públicos, en un arte cualquiera, es tener la impresión de un esfuerzo en quien lo ejecuta, la sensación constante de su visible dificultad: esto les garantiza la seguridad de que pueden aplaudir justamente, premiando el mérito.”, Ibid., p. 43.
[xv] “LA línea curva compromete al dibujante, obligándole a ser expresivo; es decir, a pensar, a ser dibujante, a tener estilo”, Ibid., p. 45.
[xvi] “EL valor espera; el miedo, va a buscar.”, Ibid., p. 53.
[xvii] “El verdadero toreo no se burla sólo del toro, se burla del toreo también.”, Ibid., p. 61.

Fuente: http://fabienrothey.hautetfort.com

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

José Bergamín en sus cartas

> Libro <

 

Nigel Dennis, 2012. ‘José Bergamín en sus cartas’, Diputación de Málaga, 180 p. (colección ‘Estudios del 27’, nº 22).

Centro Cultural Generación del 27

Ensayo que recoge las cartas que el escritor, tan vinculado a Málaga, intercambió con Alberti, Cernuda, Guillén, Falla o Unamuno. En estas cartas se encuentran las relaciones que el escritor tenía con figuras de la época y sirve para subrayar la necesidad de tenerle presente en las discusiones sobre la compleja y multifacética realidad del 27. Estas misivas suelen estar llenas de alusiones a experiencias compartidas con sus compañeros de generación, algunas de ellas de notoria trascendencia histórica; y arrojan luz no sólo sobre su propia vida y quehacer literario sino también sobre las actividades de todo un grupo de escritores durante una época de extraordinaria ebullición.

Fuente: www.malaga.es/generaciondel27 

 
> Reseñas <

 

– Cristóbal G. Montilla, 17/07/2012. “Un libro analiza las cartas de José Bergamín con otros intelectuales”, El Mundo.es

– Marina Martínez, 18/07/2012. “El Centro del 27 rompe su silencio editorial”, El Sur.es  

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“Corrida-bouffe”

> Reseña <

 

Robert Maggiori, 2012-07-11. “Corrida-bouffe”, Libération (Paris).

Qui était Don Tancredo ? De l’homme, Tancredo López, on apprend qu’il était cordonnier, ou maçon, un ouvrier un peu spécial, qui travaillait surtout à être sans travail, à «gagner sa vie sans métier et avec le bénéfice exclusif d’une souveraine oisiveté». Il n’avait donc qu’une chose à faire : ne rien faire, «rien face à la vie et, par conséquent, rien face à la mort». Mais «rien au sens strict, strictement rien – pas même bouger». Comment, de la sorte, trouver de quoi vivre ? Eh bien, en faisant que ne rien faire, ne point bouger, soit sinon un métier du moins une activité. Voilà que le señor López invente Don Tancredo. Et ce n’est pas rien ! «Si le XXe siècle a commencé pour les Français avec la tour Eiffel, pour les Espagnols, ce fut avec Don Tancredo». Il fallait le voir, à la plaza de Toros de Barcelone ou aux arènes de Madrid, tout de blanc vêtu, sur un piédestal, affrontant, «sans peur ni inquiétude d’en être atteint», trois, quatre jeunes et fougueux taureaux «de l’élevage réputé de Murcia» ! «El rey del valor», le roi du courage, le stoïcien de la corrida-bouffe qui, n’esquissant pas le moindre geste, hypnotise et désarme les taureaux, élevant ainsi l’immobilité au sommet de l’art tauromachique !Don Tancredo métaphore de l’Espagne ? C’est ainsi que le considère José Bergamín (1895-1993), philosophe, essayiste, dramaturge, poète, qui, dans ce texte, extrait de l’Importance du démon et autres choses sans importance, montre, avec humour, et en se référant tant à Nietzsche, Lope de Vega ou Kierkegaard qu’au quiétisme de Miguel de Molinos, comment le tancrédisme est «le style de l’Espagne» qui, «en art, en science, en religion, en morale, en politique», incite toujours à chercher la solution des problèmes dans le fait de… ne rien faire, attendre, immobile, et supporter.
José Bergamín En tauromachie, tout est vérité et tout est mensonge. Traduit de l’espagnol par Yves Roullière. L’Eclat, 96 pp., 8 €.

Fuente: www.liberation.fr

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“La sátira política en verso de José Bergamín ante las elecciones generales de 1977”

> Comunicación <

 

Iván López Cabello (Universités Paris Ouest ‐ Cadix)

“La sátira política en verso de José Bergamín ante las elecciones generales de 1977”

4e RENCONTRE AU COLLEGE D’ESPAGNE DE PARIS “LA TRANSITION ESPAGNOLE : NOUVELLES APPROCHES”

RETOUR SUR LES ELECTIONS DE 1977

Coorganisées par les Universités de Cadix (Grupo de Historia Actual, GEHA, Julio Pérez Serrano), Paris Ouest Nanterre La Défense (Marie-Claude Chaput – GREX-GRISOR Résistances et Exils, Idéologies, Sociétés, Représentations, EA 369, ED 138) et le Collège d’Espagne (Javier de Lucas) avec la collaboration des doctorants du GEHA et du GREX-GRISOR.

Lunes 11 juin 2012

Colegio de España: 7E bd Jourdan • 75014 Paris

Fuente: www.historia-actual.org

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“El pensamiento de José Bergamín, entre Joselito y Belmonte”

> Entrada blog <

 

Taurología.com. Cuaderno de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo.

Redacción, 2012-05-30. “El pensamiento de José Bergamín, entre Joselito y Belmonte”.

Para entender la íntima relación de Joselito y Belmonte con la trayectoria histórica del Arte del toreo, curiosamente conviene acudir a un escritor gallista y antibelmontista declarado como José Bergamín, que en su apasionada defensa de José acaba, a lo mejor sin advertirlo entonces, concediendo a Juan la importancia trascendental que tuvo su aparición en los ruedos y su manera de entender cuanto se realiza ante un toro bravo. Aunque inicialmente fuera como de una manera tangencial, por más que luego rectificara en escritos posteriores, acaba reconociendo Bergamín que sin la revolución que trajo Belmonte la suerte de la Fiesta habría sido otra.

José Bergamin, escritor en ocasiones no carente de polémica, había descrito inicialmente de forma negativa el toreo de Belmonte, considerando que su ´feísmo´ encarnaba una manifiesta  “decadencia´”  del arte del toreo. Luego, rectificó esta opinión en sus trabajos posteriores. Es una cuestión que, con la brevedad de todo artículo periodístico, ha abordado con acierto el profesor Alberto González Troyano en las páginas de “Diario de Sevilla”.A propósito de la trascendencia histórica  de quienes protagonizaron la Edad de Oro del toreo, recuerda el profesor González Troyano que “quizás fue la mirada experimentada y precisa de José Bergamín la primera que captó lo mucho que había en juego en el supuesto duelo taurino emprendido por Joselito y Belmonte. Supo ver claro que la verdadera rivalidad no era la que enfrentaba a estos dos diestros. Era algo mucho más profundo: con ellos, cada tarde, se dirimía el destino de la fiesta, tal vez sin que los propios contendientes tuvieran conciencia de ello. Uno, Joselito, se dirigía, con su forma inteligente y apolínea de lidiar, al entendido, al conocedor, al aficionado sabio capaz de comprender una faena de dominio ejecutada sin aparente esfuerzo, pero según las razones depuradas por una larga tradición. El otro, Juan Belmonte, desprovisto de las anteriores facultades pero intuitivo e improvisador, buscó los medios para encandilar a los espectadores, cada vez más urbanos y menos agrarios, que querían sentirse impresionados por lo que sucedía en los ruedos”.Como resulta ser cierto que ya en aquellos años “los nuevos tiempos habían traído a las plazas a un público que no se prestaba al largo aprendizaje que exigía entender de toros. Era más fácil y cómodo dejar que los sentimientos se impresionaran por el patetismo del valor, por la exhibición del riesgo o por la supuesta audacia de adentrarse en los terrenos del toro”, iba a ser un hecho ese giro copernicano que trajo Belmonte. Por eso González Troyano entiende que “aunque Joselito no hubiera muerto tan joven, en Talavera, la suerte de su concepción de la lidia estaba ya echada. De haber vivido más, la permanencia de su toreo hubiera dado más fuerzas a los aficionados que se resistían ante la oleada modernizadora, pero sólo por un breve tiempo. Porque Belmonte había abierto una posibilidad que se aguardaba y en la que algunos diestros ya le habían precedido (…).Sin estas acomodaciones (como por ejemplo, la imposición, por aquellos mismos años, del peto a los caballos de los picadores) la fiesta hubiera tenido una supervivencia más difícil, aunque envalentonados por estos cambios y alivios, también se introdujeron medidas que conducían exclusivamente a favorecer a los diestros ante la agresividad del ganado”.En este contexto, por fuerza José Bergamín tuvo que cambiar sus criterios, tan antibelmontistas como eran, que González Troyano describe con precisión: “El mismo Bergamín comprendió más tarde la obligada evolución que afectaba a la corrida. Y él que, en sus primeros escritos taurinos, había descrito de forma tan negativa el toreo de Belmonte -considerando que su feísmo encarnaba una manifiesta decadencia frente a Joselito- rectificó esta opinión en sus trabajos posteriores”
En torno a El arte de birlibirloque
En “El arte de birlibirloque”, desde su posición gallista José Bergamín se muestra inmisericorde con la figura de Juan Belmonte. Resulta interesante reproducir algunos de sus párrafos, como los que siguen:“Las virtudes afirmativas del arte del birlibirloque de torear, son: ligereza, agilidad destreza, rapidez, facilidad, flexibilidad y gracia. Virtudes clásicas: JoselitoContra esas siete virtudes hay, en efecto, siete vicios correspondientes: pesadez, torpeza, esfuerzo, lentitud, dificultad, rigidez y desgarbo. Vicios castizos: Belmonte castizo hasta el esperpentismo más atroz y fenomenal.El predominio de la línea curva y la rapidez son valores vivos de todo arte (Joselito). El de la lentitud (morosidad) y la línea recta, son valores muertos invertidos (Belmonte)El arte no puede ser artificial, como el estilo no puede ser estilizado. El arte tiene su propia naturaleza artística, y, naturalmente (artísticamente), su graciosa naturalidad, que es la más pura perfección artística. El artificio, por el contrario, es siempre afectación. En el arte de birlibirloque de torear, Belmonte fué la afectación artificiosa; Joselito, la artística naturalidad; volvía el arte del birlibirloque de Pepe-Illo a su inocencia bella, clásica, anterior a la caída casticista: con toda la fuerza y la gracia primaveral del mas nuevo renacimiento.Toda revolución es un retroceso´ No. Todo retroceso es una falsa revolución: un fracaso; una evolución rota, una tradición revolucionada estropeada, interrumpida; un nacimiento o renacimiento malogrado, cortado en flor, en su flor: la novedad. Belmonte fué una mala revolución; Joselito, un renacimientoJoselito era el estilo puro, transparente, absoluto de torear: el estilo real, despersonalizado; porque el estilo es cosa y no persona. El torero que personaliza el estilo lo falsifica parodiándolo, lo imita porque no lo tiene, lo caracteriza o caricaturiza: lo niega. Cuando el torero dice : el estilo soy yo, es que no es más que él, sin estilo. No hay más estilo de torear que el toreo mismo, sin personalizar: el arte del birlibirloque¿Era Belmonte con el traje plata un torero o era la armadura de Carlos V?Lo más lamentable de Belmonte es que toreó siempre a la funerala: muy despacio y torcidoA consecuencia de la decadencia malsana y enfermiza que engendró el belmontismo, todo en las corridas de toros se hizo monótono, pesado, torpe, lánguido: sin curvas y sin rapidez; sin variaciónEsperar al toro torcido en la verónica, como hacía Belmonte, para no cruzarse con él, para no cruzarle de cara, en la cara, es hacer trampa fingiendo la verónica ladeada sin cruce en el encuentro, porque no hay encuentro; y cuando no hay cruce ni encuentro, el torero no pasa la toro, le deja pasar; lo mismo con la capa que con la muleta; y el toro pasa, dándole de lado, como el trenJoselito era un extraordinario matador, porque mataba los toros toreando. La suerte de matar no era para él una trampa, sino una verdadera suerte más, como la de banderillas: una suerte torera y no una estrategia brutal de matarife.
La respuesta de José Alameda
Curiosamente la respuesta más contundente contra las tesis de José Bergamin vinieron, años mas tarde, de la mano de José Alameda, cuando respondiendo a la edición mexicana de “El Arte de Birlibirloque” que data de 1944, catorce años después de haber visto la luz en España, publicó su alegato en la revista “El hijo pródigo”. Titulado “Disposición a la muerte” y firmado con su nombre de pila –Carlos Fernández Valdemoro– está escrito con arrebatada pasión para reprochar al consagrado Bergamín algunas de sus tesis. En esa apasionada respuesta, que se inicia con la leyenda “A mi amigo José Bergamín, con admiración y disconformidad”,  puedes leerse, entre otras cosas, las siguientes: “Para ver el toreo no basta con los ojos. A quienes no tienen una sensibilidad  adecuada les escapa la esencia del toreo y sólo ven en él los movimientos exteriores, sin adivinar su conexión con una íntima disciplina, del mismo modo que el hombre privado de oído para la música advierte los sonidos, pero no su relación armónica.Más incluso a quienes no poseen esa especial sensibilidad les resultaría difícil negar que el toreo es un ejercicio en el que están presentes valores humanos y estéticos y en el que el artista concibe y realiza a la par, sobre una materia reactiva, adversaria, de la cual triunfa la alegría de la vida, recién salvada a cada instante.Este espectáculo de vida y muerte, de imaginación y realización portentosas, debiera ser, por su propia riqueza, tema casi necesario del crítico, cuyo ministerio es descubrir aspectos de las cosas, y pocas hay que tengan tantos como la lidia de toros bravos. Sin embargo, no ha sido así el arte de torear no ha merecido por lo común más que comentarios fugaces sobre lo que hay en él de más aparente, exterior y pasajero, o simples estudios técnicos, que se atienen tan sólo a la mecánica, a la “producción” del toreo.Bergamín se ha puesto a escribir como quien grita: ¡Este es mi gallo¡ –mi “Gallito”, mi José Gómez, mi “Joselito”–, con pasión declarada desde el primer instante. Pero sucede que , apenas se han leído las páginas iniciales del ensayo, se cae en la cuenta de que allí el personaje principal, el símbolo determinante,, no es José, sino Juan; noes Gallito, sino Belmonte. Se tiene la evidencia de que la admiración por Joselito no hubiera sido motivo bastante para que Bergamín emprendiese la tarea de definir “El arte de birlibirloque” y que la doctrina de éste no hubiera sido formulada de no existir Belmonte.Ahora bien, la pasión por Joselito y contra Belmonte, como modalidades estéticas y vitales, la sostiene Bergamín demasiado sistemáticamente, como por impulso mecánico, cerrando cualquier resquicio por donde pudiera colarse un rayo de la luz contraria. Y se nos parece así tan “joselitista”, que acaba por resultarnos sospechoso, como lo es siempre quien grita demasiado, que no se sabe si lo hace porque le oigan o por no oír él alguna duda que lleva en la conciencia”.
Así hablaba Juan Belmonte”
Pero las posiciones primeras de Bergamín sufren luego un cambio profundo. Y así, se nos fijamos en su libro “Así hablaba Juan Belmonte”, encontramos textos inequívocos, como éstos:Al hablar tenía Juan Belmonte un tartamudeo leve que daba a sus frases un sentido corto y ceñido, como si torease. Hablaba –dije alguna vez- por medias verónicas y recortes. Y hasta a veces, hablando, molineteaba. Yo no lo sabía cuando escribí mi Arte de birlibirloque, refiriéndome a sus pasos cortos para acercarse al toro, que había “inventado un modo tartamudo de torear, como Azorín de escribir”. Su modo de expresarse en el toreo, ciñéndose a su sentimiento propio, en una palabra, su estilo, era éste, que podía parecernos cortado o entrecortado por la emoción. El definió admirablemente este estilo suyo personalísimo. Para mí” –nos dice Belmonte en el admirable relato que nos hizo de su vida torera, y con extraordinaria fidelidad transcribió su “evangelista” Chávez Nogales – aparta de las cuestiones técnicas, lo más importante en la lidia, sea cuales sean los términos en que ésta se plantee, es el acento personal que en ella pone el lidiador. Es decir, el estilo. El estilo es también el torero. Se torea como se es. Esto es lo importante: que la íntima emoción traspase el juego de la lidia: que el torero, cuando termine la faena, se le salten las lágrimas o tenga esa sonrisa de beatitud, de plenitud espiritual, que el hombre siente cada vez que el ejercicio de su arte, el suyo peculiar, por ínfimo o humilde que sea, le hace sentir el aletazo de la Divinidad”.Nos dice Belmonte (lo he subrayado antes) que lo que importa en el toreo es que la íntima emoción del toreo traspase el juego de la lidia. Y esto lo vimos nosotros muchas veces viendo torear a estos tres toreros. En Rafael, el Gallo, aquel “saltársele las lágrimas a cada pase que daba”, como él decía después de una de sus mejores faenas: la que hizo en Madrid a un toro de Aleas el 15 de Mayo de 1912, sino me equivoco. En Joselito y Belmonte aquella “sonrisa de beatitud”, que decía este último, con que se expresaba esa “plenitud espiritual”, ese estado de posesión –divino o diabólico- esa “borrachera o entusiasmo que da el toreo, como decía Joselito, que traspasa de emoción torera el juego todo de la lidia”; y que es emoción mágica; que no hay que confundir con la otra: con la turbia emoción física que puede producir el riesgo mortal de ser cogido por el toro que corre el torero, y que éste explota, provocándolo en el público expresamente para hacerse aplaudir de ese modo; lo que es, como dijimos tantas veces, una especie de pornografía de la muerte que desvía y niega el juego vivo, el arte de torear.Todos los toreros caen alguna vez en ese recurso, generalmente fácil, de emocionar o asustar al público, para escamotearle el toreo. Pero hay quienes a esa trampa o truco se dedican enteramente, para mentir el toreo mismo, simulándolo en provecho propio; porque son incapaces de torear bien y de verdad. Volvamos a escuchar lo que decía Juan Belmonte en relación con esto. Hablaba con el escritor López Pinillos (“Parmeno”), quien nos dejó recogidas estas palabras suyas admirablemente (como otras de Joselito y el Gallo, y de algunos toreros más) allá por la gran época de estos toreros, hacia el año de 1917, en un libro titulado “Lo que confiesan los toreros”. Requiere el escritor a Belmonte diciéndole: “Hable un poco de su toreo, Juan”… Y este le contesta: “¡Si no sé! Palabra. Yo no sé las reglas, ni creo en las reglas. Yo siento el toreo, y sin fijarme en reglas, lo ejecuto a mi modo” (Soy yo quien subraya).”Eso de los terrenos, el del bicho y el del hombre, me parece una papa. Si el matador domina al toro, todo el terreno es del matador. Y si el toro domina al matador, todo el terreno es del toro. Esa es la fija”. Y si la estética del romanticismo en el toreo, diríamos nosotros. Y añadía Belmonte: “Y lo de templar, mandar, parar y recoger… (advierta el buen aficionado esto de recoger), depende de los nervios del tocador y de la madera de la guitarra”. (Subrayo yo siempre). “Y de cuando en cuando –añade Belmonte-, el toque no le disgusta a uno y no entusiasma al público”. (“Yo soy el que sabe cuando toreo bien” –decía Manolete-. Y el toro, añadiríamos, pero el toro no puede decirlo). Nos sigue hablando Belmonte: “de los olés y aplausos que saca” el torero, “si se arrodilla”, por ejemplo –o si junta los pies, diríamos nosotros (“Cuando quiero engañar al público –le oímos una vez decir al magistral torero mexicano Armillita-, junto los pies”). Y explica Belmonte “que siempre se arrodilla uno porque la guitarra no le deja tocar bien”. Porque no le deja torear bien el toro.Así hablaba, como toreaba, como vivía, como sentía y pensaba, este excepcionalísimo, extraordinario torero –y andaluz y español- que fue Juan Belmonte. Al que diríamos, por tan raro, tan único, tan excepcional en España, torero andaluz y español –como cristiano Kierkegaard- por contradicción, por contrariedad. Como es español Don Quijote.Las seguidillas torerasEste cambio de posición tan radical tiene luego manifestaciones de distinta índole en los escritos de Bergamín,  hasta llegar a su celebrado trabajo “La música callada del toreo”. Y así en unas seguidillas torerasm escrita en los años 60, el poeta escribe, bajo el título “Illo y Romero”, estos versos:
El arte del toreo
fue maravilla
porque lo hicieron juntos
Ronda y Sevilla.
Unieron dos verdades
en una sola
con Illo y con Romero
Sevilla y Ronda.
De Sevilla era el aire
de Ronda el fuego:
y los dos se juntaron
en el toreo.
Y como se juntaron
los dos rivales
no habrá nada en el mundo
que los separe.
Tampoco se separan,
andando el tiempo,
Joselito y Belmonte
de Illo y Romero.
En José estuvo el soplo
y en Juan la brasa:
y en los dos encendida
la llamarada.
Por eso fueron
José y Juan, los dos juntos,
todo el toreo.
Fuente: http://www.taurologia.com

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

Le toreo, question palpitante

> Libro <
 

José Bergamín

LE TOREO, QUESTION PALPITANTE

Traduction de l’espagnol : Yves Roullière
Collection : Sacrilège
Format : 13,5 x 20,5 cm
Pagination : 288 p.
Prix de vente : 21 euros TTC
ISBN: 978-2-916749-29-7

Seuls deux des trois essais majeurs sur la tauromachie de José Bergamín ont été publiés en français (La Solitude sonore du toreo, Le Seuil, 1989, rééd. Verdier, 2008; L’Art de birlibirloque, Le temps qu’il fait, 1998). Cette édition chronologique des textes tauromachiques inédits est préparée par Yves Roullière, traducteur (pour les éditions de L’éclat et du Rocher) et grand spécialiste français de Bergamín.

L’AUTEUR :
écrivain, poète, dramaturge, scénariste et intellectuel espagnol, né à Madrid en 1895 et mort à Fontarabie le 28 août 1983.
Comme tant d’autres hommes de sa génération, la guerre civile espagnole scinda l’existence de José Bergamín en deux parties.
Appartenant «poétiquement à la constellation de 27» (selon Florence Delay), il fut un intellectuel de combats qui, sous des formes apparemment frivoles, abordait les questions essentielles. Président du congrès des écrivains antifascistes, il est mis en scène par Malraux dans L’Espoir, sous le patronyme de Guernico. La fin de la guerre marqua le début d’exils multiples (Mexico, Caracas, Montevideo, Paris) entrecoupés de retours en Espagne, le dernier en 1970.
Figure polémique et controversée, il fut un dissident épidermique. Critique envers diverses personnalités de la transition, il se rapprocha, vers la fin de sa vie, de la cause basque. S’il est connu essentiellement comme essayiste, son oeuvre poétique est considérable. Il est également un maître de l’aphorisme : «L’ombre qui me sépare l’âme du corps se fait, de jour en jour, de plus en plus claire.»

LE LIVRE :
La Claridad del toreo a été publiée en 1983 en Espagne et regroupe, outre le texte éponyme, des articles des années 1960 et 1970 publiés en Espagne, essentiellement dans Sábado Gráfico. Figureront également le texte qui donne son titre au recueil, El toreo, cuestión palpitante (1961), qui sert de prologue à l’édition espagnole de l’OEuvre taurine, ainsi que les articles publiés en Espagne ou lors de ses exils au Mexique et au Venezuela.
Nous y croisons les grandes figures historiques de la tauromachie, depuis l’« inventeur » Pepe Hillo, jusqu’à Manolete, dont Bergamín suivra l’ascencion depuis le Mexique jusqu’à sa mort tragique, en août 1947 (La Triste Figure de Manolete), en passant par les toreros des années 1960 et 1970 (Luis Miguel Dominguín, Rafael de Paula…).
Plus qu’un traité sur l’art tauromachique, ces textes dessinent une attitude et un questionnement qui dépasse ce seul cadre. Bergamín convoque ses modèles éthiques (Pascal, Lope de Vega, Calderón…) et esthétiques (Toros dans le cirque de Picasso), faisant de l’arène un théâtre de marionnettes (Toreo de marionnettes or et bleu), un jeu de rôles entre l’ombre et la lumière. En maître du paradoxe, il interroge la place de l’art et de la spiritualité (Théologues et Mystiques : Dans le toreo, tout est vérité et tout est mensonge).


> Rencontre autour du livre de José Bergamín Le Toreo, question palpitante <

 

Le jeudi 26 avril à 18h organisé par l’Arène blanche à la librairie Torcatis 10 Rue Mailly 66000 Perpignan.

Née il y a six ans, l’Arène Blanche est un cercle ouvert de littérature, purement formel, une réunion d’amis et de passionnés de tauromachie, dont le camp de base est la librairie Torcatis.

Fuente: http://fondeursdebriques.perso.neuf.fr

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

Les idées lièvres

> Libro <
 
 

JOSÉ BERGAMÍN
LES IDÉES LIÈVRES
Traduction de l’espagnol : Yves Roullière
Préface : Nigel Dennis

Collection : Sacrilège
Format : 13,5 x 20,5 cm
Pagination : 228 p.
Prix de vente : 17 euros TTC
ISBN: 978-2-916749-28-0

Il faut faire courir les idées comme les lièvres : non pour les saisir, mais pour les voir courir. Et sans trop les suivre – poursuivre –, ni les achever.

L’AUTEUR :
écrivain, poète, dramaturge, scénariste et intellectuel espagnol, né à Madrid en 1895 et mort à Fontarabie le 28 août 1983.
Comme tant d’autres hommes de sa génération, la guerre civile espagnole scinda l’existence de José Bergamín en deux parties.
Appartenant «poétiquement à la constellation de 27» (selon Florence Delay), il fut un intellectuel de combats qui, sous des formes apparemment frivoles, abordait les questions essentielles. Président du congrès des écrivains antifascistes, il est mis en scène par Malraux dans L’Espoir, sous le patronyme de Guernico. La fin de la guerre marqua le début d’exils multiples (Mexico, Caracas, Montevideo, Paris) entrecoupés de retours en Espagne, le dernier en 1970.
Figure polémique et controversée, il fut un dissident épidermique. Critique envers diverses personnalités de la transition, il se rapprocha, vers la fin de sa vie, de la cause basque. S’il est connu essentiellement comme essayiste, son oeuvre poétique est considérable. Il est également un maître de l’aphorisme : «L’ombre qui me sépare l’âme du corps se fait, de jour en jour, de plus en plus claire.»

LE LIVRE :
Cette anthologie de textes courts (aphorismes, articles…) couvre la période 1935-1980 donnant ainsi une vision complète et chronologique de la pensée de l’auteur. Il y aborde la politique, la théologie mystique, la littérature, la musique, la peinture, la tauromachie…
Les choses restent. Les idées s’en vont. Voilà pourquoi la réalité n’existe pas.
Hormis quelques publications en revue, ces textes sont tous inédits en français. Nous avons confié cette édition à Yves Roullière, traducteur (pour les éditions de L’éclat et du Rocher) et grand spécialiste français de Bergamín, qui accompagnera les textes d’un appareil de notes conséquent.
« Il tenait une très mauvaise idée. » Toutes les idées sont mauvaises, très mauvaises, quand on les tient ; car on les détient – et retient – au lieu de les laisser courir.
À la lecture de ces flèches acérées et insolemment fines, Bergamín est bien cet « écrivain d’idées, constamment agile et inquiet » décrit par Nigel Dennis, responsable de l’édition des oeuvres en Espagne.
– Que me dites-vous, mon ami, de ces ombres qui reviennent, qui sont toujours différentes et paraissent toujours les mêmes, et qui, lorsque nous voulons les arrêter, nous échappent ?
– Que ce sont des ombres de nuages.
Dans les derniers textes publiés, en partie dans la presse basque, Bergamín mène une violente charge contre la transition espagnole (dirigeants socialistes et royauté) et attaque la papauté (il appelle Jean-Paul II, le « perroquet blanc de Cracovie ») avec une énergie intacte.

Parution : Avril 2012

Fuente: http://fondeursdebriques.perso.neuf.fr

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“Aforística i assagística de José Bergamín”

 

CURS D’EXTENSIÓ UNIVERSITÀRIA “L’ASSAIG COM A FORMA”

SECCIÓ DE TEORIA DE LA LITERATURA I LITERATURA COMPARADA DE LA UNIVERSITAT DE BARCELONA

Divendres 20 de abril 2012, 11:30 a 14:00, Facultat de Filologia

Sesión “Aforística i assagística de José Bergamín”, Max Hidalgo:

L’aforisme i l’assaig són dues modalitats del pensament que comuniquen en l’obra de José Bergamín. A través de la seva lectura comparada, aquesta sessió proposa una porta d’entrada al laberint bergaminià i a la seva peculiar concepció de la poesia com a disbarat de la raó.

Fuente: www.ub.edu

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

«Coplas, canciones y sonetos para antes de unas elecciones»

> Comunicación <

 

Iván López Cabello: «Coplas, canciones y sonetos para antes de unas elecciones. La sátira política en verso de José Bergamín en la primavera de 1977»

IX Congreso Internacional de la Asociación de Jóvenes Investigadores de Literatura Hispánica (ALEPH)
«Escritura y disidencia: textos literarios hispánicos en busca de la libertad»

Universidad de Cádiz, Facultad de Filosofía y Letras
11 de abril de 2012, 16h

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

En tauromachie tout est vérité et tout est mensonge

> Libro <

 

José Bergamín, 
En tauromachie, tout est vérité et tout est mensonge, Collection «éclats», 96 p. Traduit et présenté par Yves Roullière. ISBN 978-2-84162-282-5.


Face au danger du taureau, le torero Don Tancredo,«roi du courage», juché sur un piédestal et vêtu de blanc de pied en cap, fait le choix de la plus stricte immobilité. Cette farce de corrida, qui fit fureur à début du XXe siècle, inspire à José Bergamín l’un de ses textes les plus spirituels sur la torpeur élevée au rang de mode de vie et expression d’une Espagne sclérosée, figée dans ses contradictions. Tournant Don Tancredo en bourrique, Bergamín se livre ici à une véritable corrida de mots, où le pantin ne résiste pas aux véroniques sublimes d’un “grande” de la littérature espagnole.
À la suite de La Statue de Don Tancredo, l’essai Du tiers comme du quart révèle la personnalité complexe et mélancolique du torero Curro Cúchares.


Personnalité inclassable de l’Espagne du XXe siècle, tour à tour poète, dramaturge, essayiste, philosophe, José Bergamín (1895-1993) a traversé le siècle en adaptant un catholicisme fervent à un engagement sans faille auprès des Républicains.

Fuente: www.lyber-eclat.net

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“Iván López Cabello et Yves Roullière (éd.), José Bergamín et la France”

> Reseña <

 

Miguel A. Olmos, « Iván López Cabello et Yves Roullière (éd.), José Bergamín et la France. Actes de la journée d’étude réalisée à Nanterre le 23 mai 2008. Suivi de Entretiens avec un fantôme. Les confidences de l’écrivain espagnol José Bergamín recueillies par André Camp », Cahiers de civilisation espagnole contemporaine [En ligne], 8 | 2012, mis en ligne le 16 mars 2012, consulté le 18 mars 2012. URL : http://ccec.revues.org/3803

Fuente: http://ccec.revues.org

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“José Bergamín (1895-1983)”

> Entrada blog <

 

 “José Bergamín (1895-1983)”, blog de Ramón Chao, publicado el 2 marzo de 2012.

Commentaire:
 

Iván López Cabello, 3 marzo, 2012 13:44

Il faudrait ajouter aux sources indiquées de José Bergamín, celle qui a servi d’inspiration pour rédiger ce billet:

Iván López Cabello, Yves Roullière, « José Bergamín et la France », dans Iván López Cabello, Yves Roullière éd., José Bergamín et la France. Actes de la journée d’étude du 23 mai 2008 à Nanterre. Suivi de Entretiens avec un fantôme. Les confidences de l’écrivain espagnol José Bergamín recueillies par André Camp, Nanterre: Université Paris Ouest Nanterre La Défense, 2011, p. 11-12. [http://josebergamin.hypotheses.org/150]

Dans cet ouvrage on retrouvera des informations qui précisent certaines erreurs glissées dans ce billet, principalement à propos des deux exils de Bergamín en France (de 1954 à 1957 et de 1964 à 1969).

Fuente: http://ramonchao.wordpress.com

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

El teatro de José Bergamín

> Libro <
 

Mª TERESA SANTA MARÍA FERNÁNDEZ, El teatro de José Bergamín, Madrid: Fundamentos, Colección Arte, serie Tª Teatral, 193, 272 p., 1ª edición
ISBN: 978-84-245-1249-1

¿Se puede escribir un auto sacramental en pleno siglo XX? ¿Es factible actualizar un mito clásico a través de la versión de un dramaturgo del Siglo de Oro? ¿Y crear una ópera junto con Salvador Bacarisse sobre la figura de Antígona, con evocaciones claras de la guerra civil española?

El teatro resulta una de las facetas literarias más olvidadas de José Bergamín, escritor del 27, yerno de Arniches, abuelo de actriz e inspirador de corrientes teatrales entre sus contemporáneos, como la del auto sacramental o la revitalización de la tragedia clásica. En este estudio intentamos presentar toda su producción dramática, desde sus primeros ejemplos “impertinentes” o vanguardistas, hasta sus obras siguiendo modelos del teatro del Siglo de Oro en verso, pasando por sus guiones para ballet o sus tragedias sobre mitos femeninos. Un recorrido atrayente y marcado por la propia personalidad de nuestro autor y su situación de exiliado o “peregrino”.

Esperamos que este libro contribuya a que se conozca la existencia de piezas hasta la fecha solo publicadas fuera de nuestro país y la peculiar visión de la escena de este dramaturgo, cuya lectura resulta siempre un sorprendente reto literario e intelectual.

Mª TERESA SANTA MARÍA FERNÁNDEZ es Licenciada en Filología Clásica y Filología Española por la Universidad Autónoma de Barcelona y Doctora por dicha universidad con una tesis sobre El teatro en el exilio de José Bergamín que dirigió Manuel Aznar Soler. Ha escrito también diversos artículos y comunicaciones sobre la obra dramática de Bergamín. Desde 1994 forma parte del GEXEL (Grupo de Estudios del Exilio Literario) en cuyo proyecto de investigación Escena y literatura dramática en el exilio republicano de 1939: final (FFI2010-21031) participa. En la actualidad trabaja como Profesora Asociada de Lengua Española en la UNIR (Universidad Internacional de La Rioja) y como consultora de lenguaje, expresión y comunicación en la UOC (Universitat Oberta de Catalunya).

Fuente: www.editorialfundamentos.es

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

El exilio republicano de 1939 y la segunda generación

> Capítulos de libro <
 
 

Manuel Aznar Soler, José Ramón López García ed., El exilio republicano de 1939 y la segunda generación, Sevilla: Renacimiento, 1184 p.

– Iván López Cabello, «Conversaciones con Tomás Segovia en torno a José Bergamín», p. 745-754.

– Nigel Dennis, «El baile en el exilio: La Paloma Azul (México, 1940)», 865-876.

– Max Hidalgo Nácher, «La voz en la poesía de José Bergamín (una lectura de Velado desvelo)», p. 998-1006.

ISBN………………….: 978-84-8472-666-1
Autor………………….: Vv. Aa.-
Formato……………..: medidas: 15×21 cms. Páginas: 1184 pgs.
Editorial……………..: Renacimiento, Biblioteca del Exilio, Serie Memoria del Exilio, Anejo nº15
Edición……………….: Sevilla
Publicación…………: 2012, 1ª ed.
Precio con IVA …..: 50 €
Colección……………: Biblioteca del Exilio, Anejos

Fuente: www.editorialrenacimiento.com

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“La “irreparable lección” del exilio uruguayo de José Bergamín”

> Capítulo de libro <

Aínsa Fernando, 2011. «La “irreparable lección” del exilio uruguayo de José Bergamín», in Fernando Aínsa, Confluencias en la Diversidad. Siete Ensayos Sobre la Inteligencia, Montevideo: Trilce, p. 69-85.

Confluencias en la diversidad
Siete ensayos sobre la inteligencia creadora uruguaya
Fernando Aínsa
Esta obra propone una lectura abierta de la cultura, donde se concilia el arraigo con la universalidad, se modulan y otorgan nuevos matices a los aportes, corrientes e influencias recibidas desde el exterior. Gracias a la «inteligencia creadora» -que el autor aplica en la acepción de Alfonso Reyes, Carlos Vaz Ferreira y Arturo Ardao- se integran razón, sentimientos, emociones, sensibilidades, pautas e ideas en continua interacción, buscando instaurar un equilibrio entre la construcción de la literatura nacional y la porosidad y apertura de sus fronteras al intercambio en la diversidad que caracteriza la cultura contemporánea. Sin dejar de tener en cuenta las circunstancias existenciales, políticas, históricas y socioculturales que permiten comprender la literatura uruguaya en su contexto, Confluencias en la diversidad apuesta por la imaginación -esa «loca de la casa» invocada por José Lezama- para romper el corsé de la cultura excesivamente atenida a los procesos históricos, ruptura desde la marginalidad, la descolocación y las «miradas oblicuas» en la que la ficción uruguaya es pródiga: Felisberto Hernández, Onetti, Galmés, Levrero, Peri Rossi, Courtoisie, Burel, Echavarren, Casacuberta y tantos otros.
Siete ensayos sobre la inteligencia creadora uruguaya reúne trabajos sobre Caramurú de Alejandro Magariños Cervantes y los inicios de la narrativa de signo nacional; la presencia de Francia y España en la obra de Carlos Reyles; la vanguardia uruguaya como ejemplo de influencias asimiladas; la irradiación de la obra de Juan Carlos Onetti y la representación del cuerpo femenino y masculino en la poesía y la narrativa uruguaya. No son ajenas a estas confluencias la presencia en el paisaje urbano de la obra escultórica de Pablo Serrano y el magisterio y la influencia de José Bergamín en su doble exilio en Uruguay.Fernando Aínsa, escritor y crítico, es autor de numerosos ensayos sobre literatura uruguaya: Las trampas de Onetti (1970), Tiempo reconquistado. Siete ensayos sobre literatura uruguaya (1977), Nuevas fronteras de la narrativa uruguaya (1960-1993) (1993), Del canon a la periferia. Encuentros y transgresiones en la literatura uruguaya (2002) y Espacios de la memoria. Lugares y paisajes de la cultura uruguaya (2008), estos tres últimos publicados por Ediciones Trilce, donde asimismo ha publicado Clima húmedo (poemas, 2011). Como especialista en literatura latinoamericana ha publicado, entre otros, Identidad cultural de Iberoamérica en su narrativa (1986), Necesidad de la utopía (1990), La reconstrucción de la utopía (1998), Espacios del imaginario latinoamericano (2002), Del espacio vivido al espacio del texto (2003), Del topos al logos. Propuestas de geopoética (2006) y Palabras nómadas. Hacia una literatura sin fronteras (en prensa). Entre 1972 y fines de 1999 trabajó en la Unesco, donde fue director literario de sus ediciones. Desde inicios del año 2000, reside entre Zaragoza y Oliete (Teruel) consagrado a la escritura y a diversas actividades editoriales y docentes.

Fuente: www.trilce.com.uy/buscar/?en=detalle&busqueda=1069

> Google books <

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

«Tiembla el misterio. Picasso furioso»

> Capítulo de libro <

 

José Bergamín, «Tiembla el misterio. Picasso furioso», traducción de Iván López Cabello a partir de la versión francesa publicada por Jean Cassou en 1937.

Rocío Robles Tardío ed., 2011. Picasso y sus críticos I. La recepción del Guernica, 1937-1947, Ediciones de la Central / Museo Nacional de Arte Contemporáneo Reina Sofía / Museo Picasso de Barcelona, p. 63-68.

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

Bergamín y Giménez Caballero


José-Carlos Mainer: “Bergamín y Giménez Caballero”. Asociación CIGCE, Simposio Internacional 75 años del inicio de la Guerra Civil Española, Personajes para entender una guerra.

Prensa:

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“Vestuario para El triunfo de las Germanías”

> Artículo <
 
 

Francisca Ferrer Gimeno, 2011. “Vestuario para El triunfo de las Germanías“, Stichomythia: Revista de teatro español contemporáneo (Universitat de València), nº 11-12, 16 p. ISSN 1579-7368.

Claves: Guerra Civil Española, Comité Ejecutivo de Espectáculos Públicos (ceep), Altolaguirre, Bergamín, vestuario, puesta en escena, Germanías.

Descripción: En enero de 1937 el gobierno de la República de España se encontraba en Valencia. La Guerra Civil estaba en un punto de inflexión y la moral de los defensores de la República descendía por momentos. El Ministro de Instrucción Pública encargó a los intelectuales: José Bergamín y Manuel Altolaguirre una pieza dramática. Después de varias vicisitudes, El Triunfo de las Germanías se estrenó en el teatro Principal, en enero de 1937 por la Compañía dramática experimental. En este artículo se analiza el documento inédito que se ha encontrado ahora y donde se describe el vestuario utilizado para su representación

Fuente: Ministerio de Cultura. Hispana.

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“La fe republicana de José Bergamín frente a la España de la Transición”

> Comunicación <


Iván Lápez Cabello (Université Paris Ouest y Universidad de Cádiz) : “La fe republicana de Josá Bergamán frente a la Espanña de la Transicián”. Viernes 27 de mayo, Colegio de Espanña de París.

COLOQUIO INTERNACIONAL LA TRANSICIÓN ESPAÑOLA: NUEVAS PERSPECTIVAS (III ENCUENTRO)

París, Colegio de España, 27 y 28 de mayo de 2011

Organizadores: Marie-Claude Chaput (Université Paris Ouest Nanterre La Défense), Javier de Lucas (Colegio de España) y Julio Pérez Serrano (Universidad de Cádiz).

En este encuentro, que alcanza su tercera edición, se pretende revisar la imagen modélica que se ha ido imponiendo tanto a nivel político como en sus representaciones de La Transición que ha permitido la instauración de un régimen democrático en España, pero en este proceso se silenciaron las voces disidentes, tanto individuales como colectivas, interpretadas como fidelidad a la Segunda República. Las investigaciones colectivas recogidas en las ponencias muestran que esta reflexión es imprescindible para comprender los debates y polémicas actuales sobre Justicia y Memoria y superarlas.

Las nuevas libertades recuperadas se afirman en términos de ruptura en una parte de la prensa y en el cine. Se abordará también la dimensión modélica de la Transición española con una sesión dedicada a Argentina, Chile y Hungría, aportando un horizonte comparativo más allá del fenómeno político estudiado.

Fuente: www.historia-actual.org/index.php/congresosyseminarios/102-coloquios-la-transicion-espanola-nuevas-perspectivas.html

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

Diccionario biográfico del exilio español de 1939. Los periodistas.

> Entrada diccionario <
 
 
 

Sánchez Illán Juan Carlos dir., 2011. Diccionario biográfico del exilio español de 1939. Los periodistas, Madrid: Fondo de Cultura Económica, 594 p.

“José Bergamín Gutiérrez”, p. 131-133.

Este libro es la primera aportación a una empresa muy ambiciosa, como es la de la recuperación de una parte fundamental de la historia de España en el siglo XX: la labor política, cultural y profesional de los hombres y las mujeres que conformaron el exilio provocado por la Guerra Civil española de 1936-1939. Por su propia naturaleza, el exilio constituye un universo todavía no suficientemente explorado, pero cuyo estudio y reconocimiento son fundamentales para entender las claves de nuestro desarrollo histórico más reciente. Se trata de la puesta en valor de las trayectorias de varios centenares de profesionales del periodismo que ejercieron su labor tanto en España como, sobre todo, en sus respectivos países de acogida y asentamiento, singularmente Francia y México.

Se ha creído conveniente que el primer volumen del Diccionario del exilio esté dedicado a los profesionales del periodismo, porque estuvieron intrínsecamente ligados tanto a la Edad de Plata de la cultura española como a la Edad de Oro del periodismo español, así como al devenir de la política española a lo largo del primer tercio del siglo XX. Una profesión, pues, la de periodista, cuya definición era muy imprecisa en aquellos tiempos, ya que siempre estuvo a caballo entre el mundo de la literatura y la política. Muchos de ellos intentaron y consiguieron proseguir fuera de España lo mejor de sus trayectorias anteriores, inscritas en lo más granado del periodismo español.
El lector encontrará en este repertorio, por tanto, una especie de cuaderno de bitácora para adentrarse en la etapa más apasionante de la política y el periodismo de la España peregrina.

Fuente: www.fcede.es/site/es/libros/detalleslibro.asp?IDL=7231

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

Homenaje al poeta José Bergamín

> Evento <

 

Homenaje al poeta José Bergamín. Museo Gurvich: Ituzaingó 1377, Plaza Matriz, Montevideo, Uruguay. Fecha: 29/04/11. Hora: 19h00.

Participan en el mismo:

Dr. Fernando Aínsa, con la conferencia: La obra periodística de José Bergamin. Las virtudes de la polémica y el panfleto.

Angelina de la Quintana: proyección de algunas de sus obras que formaron parte de una exposición homenaje a Bergamin, realizada en Austria, en 1995.

Juan Jones, actor: Lectura de poemas.

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

José Bergamín et la France

> Libro <


Iván López Cabello et Yves Roullière (éd.), 2011. José Bergamín et la France. Actes de la journée d’étude réalisée à Nanterre le 23 mai 2008 ; suivi de Entretiens avec un fantôme. Les confidences de l’écrivain espagnol José Bergamín recueillies par André Camp. Nanterre: Université Paris Ouest Nanterre La Défense, Collection Regards, nº 16, 2011, 262 p.

Notas de la edición:

Ce volume contient les actes de la journée d’étude « José Bergamín et la France » (Nanterre, 23 mai 2008), avec les interventions de Ginevra Bompiani, Jean Canavaggio, Marie-Claude Chaput, Roselyne Chenu, Florence Delay, Nigel Dennis, Iván López Cabello, Julio Pérez Serrano, Joaquín Piñeiro Blanca, Yves Roullière, Bernard Sicot, Ana Vázquez de Parga. Ces actes sont suivis de la transcription d’un long entretien radiophonique que José Bergamín accorda en français à André Camp en 1965.

Informations publications : tgiotmik@u-paris10.fr

Table des matières

Marie-Claude Chaput
Avant-propos, 5

José Bergamín et la France
Iván López Cabello, Yves Roullière, 11

Aux frontières
Florence Delay
Présentation, Jean Canavaggio, 13

José Bergamín et la France (1920-1940). Influences et défiances
Yves Roullière
Présentation, Bernard Sicot, 25

Historial del poeta José Bergamín: La significación de los años 50 en París
Nigel Dennis
Présentation, Bernard Sicot, 39

Débat, 55

El «idealismo andaluz» en Halffter y Bergamín: Don Lindo de Almería
Joaquín Piñeiro Blanca
Présentation, Julio Pérez Serrano, 61

Les entretiens du second exil de José Bergamín
Iván López Cabello
Présentation, Julio Pérez Serrano, 77

Le premier exil de José Bergamín à Paris (1955-1958)
Roselyne Chenu
Présentation, Yves Roullière, 107

Table ronde : Bergamín entre muses et méduses
Florence Delay, Ana Vázquez de Parga, Ginevra Bompiani
Présentation, Nigel Dennis, 119

Les participants, 129

Entretiens avec un fantôme. Les confidences de l’écrivain espagnol José Bergamín recueillies par André Camp
Note sur l’édition, Iván López Cabello, Yves Roullière, 137
Présentation des Cahiers littéraires, 139
José Bergamín ou Le tragique et la joie, Jean-Marie Domenach, 141
Un fantôme étonnamment vivant…, André Camp, 143
José Bergamín, le fantôme, André Camp, 145

Premier entretien. Un fantôme a-t-il une présence ?, 149
Deuxième entretien. Un fantôme a-t-il un squelette ?, 155
Troisième entretien. Un fantôme a-t-il une âme ?, 161
Quatrième entretien. L’étudiant, élément perturbateur, 167
Cinquième entretien. Le fantôme dans les coulisses ou la Guerre de 14 vue d’Espagne, 173
Sixième entretien. Les amitiés fantomatiques ou comment naît une œuvre, 181
Septième entretien. Le fantôme entre en scène ou comment naît une république, 189
Huitième entretien. Le fantôme rêve éveillé : la République espagnole, 197
Neuvième entretien. Le fantôme se réveille : la Guerre civile, 203
Dixième entretien. Le fantôme traverse les murailles ou le premier exil, 209
Onzième entretien. Le fantôme chargé de chair, 215
Douzième entretien. Le deuxième exil : le fantôme devient fantôme, 223
Index des noms, 231

Bibliographie de José Bergamín en français
Iván López Cabello, Yves Roullière, 237

Documents sonores et audiovisuels français de José Bergamín
Iván López Cabello, 259

Université Paris Ouest Nanterre La Défense / Centre de recherches ibériques et ibéro-américaines (CRIIA) / Groupe de recherches résitances et exils (GREX) / Groupe de recherches idéologies, sociétés et représentations (GRISOR)

Reseñas:

– Guilherme d’Oliveira Martins, “A VIDA DOS LIVROS”, BLOGUE DO CENTRO NACIONAL DE CULTURA

– Miguel A. Olmos, « Iván López Cabello et Yves Roullière (éd.), José Bergamín et la France. Actes de la journée d’étude réalisée à Nanterre le 23 mai 2008. Suivi de Entretiens avec un fantôme. Les confidences de l’écrivain espagnol José Bergamín recueillies par André Camp », Cahiers de civilisation espagnole contemporaine [En ligne], 8 | 2012, mis en ligne le 16 mars 2012, consulté le 18 mars 2012. URL : http://ccec.revues.org/3803

Fuente: www.u-paris10.fr

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

José Bergamín, dramaturgo católico

> Ponencia <

 

Teresa Santa María (GEXEL-CEFID-Universitat Autònoma de Barcelona): “José Bergamín, dramaturgo católico”. Jueves 10 de marzo 16:30-17:30

SEGUNDAS JORNADAS SOBRE EL EXILIO TEATRAL REPUBLICANO DE 1939*
HOMENAJE A LA MEMORIA DE RICARDO DOMÉNECH
UNIVERSITAT AUTÒNOMA DE BARCELONA
FACULTAT DE FILOSOFIA I LLETRES
SALA DE GRAU

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“Los tres exilios de José Bergamín”

> Capítulo de libro <


Muñoz Cáliz Berta, 2010. “Los tres exilios de José Bergamín”, in Censura y teatro del exilio. Incidencia de la censura en la obra de siete dramaturgos exiliados: Pedro Salinas, José Bergamín, Max Aub, Rafael Alberti, León Felipe, José Ricardo Morales y Ramón J. Sender, Murcia: Universidad de Murcia, p. 57-88.

Muñoz Cáliz – Berta CENSURA Y TEATRO DEL EXILIO 
Transcurridos setenta años desde que se produjera el mayor éxodo de intelectuales y artistas hasta entonces habidos en este país , es mucho aún lo que nos queda por conocer de aquel episodio de nuestra historia reciente. En lo que al teatro se refiere, la práctica ausencia en los escenarios de los creadores del exilio durante las cuatro décadas de dictadura planteaba una serie de interrogantes sobre la actuación de la Administración franquista en este sentido, especialmente, a través de la censura. En qué medida fue la censura la responsable de esta situación es una de las cuestiones a las que intenraremos dar repuesta en las páginas de este libro.

Fuente:  https://publicaciones.um.es

Google Books

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

El pensamiento perdido

> Libro <

 

El pensamiento perdido

Reedición en la colección “Voces críticas”, diario Público. “Promociones”, distribución: 15 de enero 2011 en Cataluña, Andalucía, Galicia, Aragón, León, Palencia, Zamora, Valladolid, Salamanca, Segovia, Soria, Cuenca, Ciudad Real, Ávila y Albacete.

Referencias bibliográficas:

– 1941. Detrás de la cruz. Terrorismo y persecución religiosa en España, México: Séneca, 219 p.

– 1941. El pozo de la angustia. Burla y pasión del hombre invisible, México: Séneca, 197 p.

– reed. 1976. El pensamiento perdido. Páginas de la guerra y del destierro, Madrid: Adra, 217 p. Reedición censurada en librerías. Cf:

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/BERGAMIN/_JOSE/Secuestrado/libro/Jose/Bergamin/elpepisoc/19761217elpepisoc_7/Tes?print=1

– trad. fr. 2007: Terrorisme et persécution religieuse en Espagne, 1936-1939. Paris-Tel Aviv: L’Eclat, 320 p. (Yves Roullière)

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“Los exilios de José Bergamín”

> Artículo <


Autor/a:  Muñoz, Luis (1966-)

Título: Los exilios de José Bergamín. Cinco secuencias

Edición digital: Alicante : Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, 2009

N. sobre edición original: Edición digital a partir de: Cuadernos Hispanoamericanos, núm. 683 (mayo 2007), pp. 107-110.

Portal: Biblioteca del Exilio

CDU: 929 Bergamín, J.

Idioma : castellano

Documento fuente: Cuadernos Hispanoamericanos [Publicaciones periódicas]. Nº 683, mayo 2007.

Fuente: www.cervantesvirtual.com

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

Exiliado de sí mismo: Bergamín en Uruguay

> Libro (html) <

 

Autor Principal: Grillo, Rosa María
Título: Exiliado de sí mismo : Bergamín en Uruguay
Publicación: Alicante : Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, 2002
Notas de la Reproducción Original: Edición digital basada en la de [Lleida, Edicions de la Universitat de Lleida, 1999].
Portal: Biblioteca del Exilio | Biblioteca Americana | Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes
Materias: CDU: 821.134.2-1 Bergamín – Literaturas y obras literarias en los distintos idiomas
Encabezamiento de materia: Poesía española Siglo 20º
Autor Secundario: Sánchez Serrano, Catalina

Fuente: www.cervantesvirtual.com

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts

“De la raison ludique à la raison poétique. José Bergamín, philosophe taurin”

> Capítulo de libro <

 

Foehn Salomé. 2011. “De la raison ludique à la raison poétique. José Bergamín, philosophe taurin”, in Carole Fillière, Laurie-Anne Laget ed., Les relations esthétiques entre ironie et humour en Espagne: XIXe-XXe siècle, Madrid: Casa de Velázquez, p. 183-200.

Fuente: www.casadevelazquez.org

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / HCTI - EA 4249

More Posts