Homenaje a José Bergamín (Guanajuato, México)

> Enlace <

Entrevista con José Ramón Enríquez sobre José Bergamín.

iNoticias22. Publicado el 29/10/2013

Fuente: www.youtube.com

> Enlace <

Sábado 12 de octubre [2013], 11:00 horas
Auditorio General de la Universidad [Guanajuato, México]

Mesa Redonda:
Ignacio García, José Bergamín Arniches [1929-2013], Jorge Volpi, Fernando Serrano, José Ramón Enríquez

Fuente: Diálogos Cervantinos, p. 2 [www.festivalcervantino.gob.mx]

> Enlace <

Entrevista con Beatriz Bergamín sobre el homenaje a José Bergamín en el Festival Internacional Cervantino 41 en Guanajuato. Por Marcos Daniel Aguilar.

iNoticias22. Publicado el 22/10/2013

Fuente: www.youtube.com

> Enalce <

SEP.

Intelectuales españoles y mexicanos rinden homenaje a José Bergamín e indagan las huellas del exilio español en México

México, D.F., a 28 de octubre de 2013 Boletín Núm.1220

La Compañía Nacional de Teatro estrenará el 7 de noviembre la obra de este importante autor español

Reacción de las Artes en España ante la Guerra Civil y Huellas del exilio español en América en la escena actual de México, son los títulos de la Mesa redonda y el encuentro realizados en torno este estreno

La Universidad de la Rioja, el Centro Dramático de España, la Academia Mexicana de la Lengua, fueron representadas por destacados doctores en literatura, directores, maestros de arte dramático, dramaturgos y poetas a los que se unieron críticos españoles y especialistas de México

El próximo estreno de La sangre de Antígona, con la Compañía Nacional de Teatro, a realizarse el 7 de noviembre en la Ciudad de México, ha generado un intenso trabajo de reflexión sobre su autor, José Bergamín, figura esencial de la intelectualidad española que atraviesa el siglo XX y sobre las huellas del exilio español en México, lo que generó este fin de semana la Mesa redonda titulada Reacción de las artes en España ante la Guerra Civil y el encuentro Huellas del exilio español en América en la escena actual de México y España, resultado que plantea la necesidad urgente de dar seguimiento al análisis, la investigación y publicación de la labor realizada por los refugiados españoles y sus descendientes en México en materia teatral.

El homenaje al ensayista, dramaturgo y poeta realizado este viernes en el Centro Cultural de España en México, contó con la participación de Ignacio Amestoy, director de la UNIR Teatro (Universidad de la Rioja), José Gabriel López Antuñano, profesor de dramaturgia en la Escuela Superior de Arte Dramático de Castilla y León, Fernando Serrano Migallón, profesor de Derecho de la UNAM, cuya ponencia fue leída en su representación por el escritor y editor José María Espinasa, José Ramón, dramaturgo y poeta, Ignacio García, director de La sangre de Antígona, Vicente Quirarte, miembro de Número de la Academia Mexicana de la Lengua, y Felipe Garrido, director adjunto de esta instancia cultural, como moderador.

José María Espinasa, escritor y editor, dio lectura a la ponencia escrita por el doctor Fernando Serrano Migallón, quien hizo un profundo análisis sobre el desencuentro entre Alfonso Reyes, autor que identificó a su país con el personaje de Ifigenia y José Bergamín, quien relacionó el propio con Antígona, de ahí que el primero escribiera su obra Ifigenia cruel y el segundo La sangre de Antígona. Habló también sobre las virtudes en la obra de ambos escritores, las contradicciones y el sarcasmo contenido en la relación de estos autores trágicos. Su intervención incluyó una cita del autor ibérico en la que se lee: “Si te rompen el alma, búscate otra, porque no hay alfarero que la componga.”

Por su parte, Ignacio Amestoy llevó a cabo su exposición sobre la poesía dramática de José Bergamín, mediante un texto pleno de humor ácido y paradojas en las que planteó un escenario ficticio que remontó a los escuchas al año de 1956 y a la posibilidad de que Max Aub hubiera sido el presidente de la Real Academia Española de la Lengua y la Guerra Civil no hubiera tenido lugar, lo que implicaba que tampoco hubiera habido más de medio millón de muertos. “El poeta madrileño –dijo en referencia a Bergamín-, se hizo ciudadano tebano para mostrar su dolor”.

Vicente Quirarte resaltó el valor de Bergamín en cuanto a lo que llamó su pasión nuclear manifiesta en sus aforismos y poesías heterodoxas, autor que nunca dejó de cultivar el verso y cuya prosa posee el virtuosismo del torero al estar sus palabras siempre al filo, como el torero ante el toro. “Bergamín obliga al aforismo, el más sintético de los ensayos, a provocar en su lector un estremecimiento inédito, una llamada de atención suprema.” El aforismo, dijo en relación a esta estructura literaria, no solo es breve, lo que importa no es que sea sintético, sino inconmensurable y certero.”

José Gabriel López Antuñano hizo referencia al hecho de que Bergamín, como gran estudioso de Artes y Letras, vio opacada su labor como dramaturgo siendo autor de más de 14 obras, algunas de las cuales solo vieron su estreno en teatros chicos de España. Comentó que para Bergamín, “el teatro es el arte poético de popularizar el pensamiento, disciplina que tiene la capacidad para emocionar al público y reflejar sobre la escena el imaginario popular”. Añadió que el homenajeado, para quien “la fe es un saco cerrado que está lleno de dudas”, fue un hombre religioso, “católico de nacimiento, como es natural y de renacimiento como es sobrenatural”.

José Ramón Enríquez, poeta, director y dramaturgo, comentó estar ahí como refugiado, hijo del exilio republicano español. Citó textos medulares de Rafael Alberti sobre José Bergamín, recordó una escena en la cinta Fantasma de la libertad de Luis Buñuel, en la que aparece este vestido de franciscano y Bergamín de cura negro, y confesó la influencia que obtuvo de Bergamín, al leer durante su infancia La hija de Dios y La niña guerrillera, joya bibliográfica editada por Manuel Altolaguirre, que fue uno de sus objetos favoritos de juego.

“Este Bergamín teólogo barroco, a lo Calderón y a lo Sor Juana, es un poeta dramático que espera ser redescubierto en épocas como las actuales que ya rompen con esos dogmas de construcción teatral que paralizaron la escena durante buena parte del siglo pasado”.

Durante el diálogo Huellas del exilio español en América en la escena actual de México, realizado ayer en la Hacienda Los Morales, participaron por España: Ignacio Amestoy, Guillermo Heras, Ignacio García, Miguel Arrifat Pujol, Carlos Mayor Oreja, José Gabriel Lpopez Antuñano, Pedro Cobo, los críticos Javier Villán, de El Mundo, César Lopez Rosell, de El Periódico, Ignacio García Gascón del ABC, Justo Barranco de La Vanguardia, Miguel Ayánz de el diario La razón.

Por México estuvieron presentes la actriz Rosenda Monteros y el actor Arturo Beristain, protagonistas de La sangre de Antígon, Luis de Tavira, director artístico de la Compañía Nacional de Teatro, la dramaturga Ximena Escalante, nieta de Álvaro Custodio, Azucena Rodríguez, en representación de Carmen Tagüeña, presidenta de El Ateneo Español en México, Luz Emilia Aguilar Zínzer, crítica, la dramaturga Mariana Hartasánzhez y el actor Jorge Fink.

De este fructífero diálogo se hizo patente la necesidad de realizar un catálogo que incluya dramaturgos, escenógrafos, actores, diseñadores de vestuario y protagonistas del hecho escénico en México a raíz del éxodo político generado por la Guerra Civil.

Los críticos iberoamericanos, coincidieron en el vacío y el silencio que hay en España en relación la obra de Bergamín y en la labor que queda por llevar a la escena las obras de dramaturgos del exilio llegados a México, donde su labor creó frutos hasta ahora poco valorados.

Se habló, como lo señalara Octavio Paz en su Laberinto de la soledad, de la historia de México como una historia de negaciones, se destacó la labor realizada en nuestro país de Álvaro Custodio, creador de la primera Compañía de Teatro Clásico, de la transformación de nuestra estética teatral a partir del esperpento valleinclaniano y la actividad de Buñuel, de la aportación luminosa de Adolfo Sánchez Vázquez, la dramaturgia y la actividad política desde la resistencia de María Luisa Algarra.

Arturo Beristain hizo una analogía entre el arte taurino y el escénico y compartió que la actriz española Ofelia Guilmáin, lo invitó -hará el 7 de noviembre 45 años-, como regalo de cumpleaños, a ser parte su compañía, mientras se reabría la escuela donde el novel actor estudiaba en aquel México de 1968.

Rosenda Monteros hizo partícipe a la mesa de su encuentro con Bergamín en México como alumna del Instituto Vives y ya como actriz en España, de lo que recuerda la voz frágil, la mirada astuta y penetrante y la nariz pronunciada de un Bergamín enjuto, con el que ahora, a la vuelta de varias décadas, se reencuentra a través de su obra.

“Las huellas de este exilio –afirma Ignacio Amestoy, director de UNIR Teatro-, nos permiten buscarnos a nosotros mismos y evidencian un reencuentro tras la Guerra Civil Española a través de los exiliados, que encontraron en la América hispana su segunda patria, injertando la experiencia del momento magnífico de una nación a la que la masacre privó de gran parte de sus mejores hijos”.

Paseo de la Reforma y Campo Marte S/N, Módulo A, 1er. Piso, Col. Chapultepec Polanco, Del. Miguel Hidalgo, C.P. 11560, México, D.F. Tel: 52834600 Ext. 4086 Fax Ext. 4086 Correo electrónico: inbaprensa@gmail.com

Fuente: www.cnteatro.bellasartes.gob.mx/images/mesa%20bergamn%20bol.%201220.pdf

Iván López Cabello

Université de Bretagne Occidentale / Héritages et Constructions dans le Texte et l'Image (HCTI - EA 4249)

More Posts